Ingresos brutos para periodicidad en IVA: ¿Contables o fiscales?

Para efecto del título propuesto conviene hacer alusión a los siguientes referentes normativos:

Artículo 600 del E.T.:

El período gravable del impuesto sobre las ventas será así:

  1. Declaración y pago bimestral para aquellos responsables de este impuesto, grandes contribuyentes y aquellas personas jurídicas y naturales cuyos ingresos brutos a 31 de diciembre del año gravable anterior sean iguales o superiores a noventa y dos mil (92.000) UVT y para los responsables de que tratan los artículos 477 y 481 de este Estatuto.

Los períodos bimestrales son: Enero-Febrero; Marzo - Abril; Mayo - Junio; Julio - Agosto; Septiembre - Octubre; y Noviembre - Diciembre.

  1. Declaración y pago cuatrimestral para aquellos responsables de este impuesto, personas jurídicas y naturales cuyos ingresos brutos a 31 de diciembre del año gravable anterior sean iguales o superiores a quince mil (15.000) UVT pero inferiores a noventa y dos mil (92.000) UVT. los periodos cuatrimestrales serán Enero - Abril; Mayo - Agosto; y Septiembre - Diciembre.
  2. Declaración anual para aquellos responsables personas jurídicas y naturales cuyos ingresos brutos generados a 31 de diciembre del año gravable anterior sean inferiores a quince mil (15.000) UVT.

(…)”.  (Resaltado por fuera del texto)

  • Artículo 4 ley 1314 de 2009:

"Las normas expedidas en desarrollo de esta ley, únicamente tendrán efecto impositivo cuando las leyes tributarias remitan expresamente a ellas o cuando estas no regulen la materia. 

A su vez, las disposiciones tributarias únicamente producen efectos fiscales. Las declaraciones tributarias y sus soportes deberán ser preparados según lo determina la legislación fiscal. 

Únicamente para fines fiscales, cuando se presente incompatibilidad entre las normas contables y de información financiera y las de carácter tributario, prevalecerán estas últimas.

(...)".  (Resaltado por fuera del texto)

  • Artículo 26 del E.T.:

Los ingresos son base de la renta líquida.

La renta líquida gravable se determina así: de la suma de todos los ingresos ordinarios y extraordinarios realizados en el año o período gravable, que sean susceptibles de producir un incremento neto del patrimonio en el momento de su percepción, y que no hayan sido expresamente exceptuados, se restan las devoluciones, rebajas y descuentos, con lo cual se obtienen los ingresos netos. De los ingresos netos se restan, cuando sea el caso, los costos realizados imputables a tales ingresos, con lo cual se obtiene la renta bruta. De la renta bruta se restan las deducciones realizadas, con lo cual se obtiene la renta líquida. Salvo las excepciones legales, la renta líquida es renta gravable y a ella se aplican las tarifas señaladas en la ley.  (Resaltado por fuera del texto)

Acorde a los artículos anteriores, se trae a colación el siguiente cuestionamiento elevado a la Administración Tributaria:

Mediante el radicado de la referencia consulta si los ingresos brutos a 31 de diciembre del año gravable anterior, a que hace referencia el artículo 600 del Estatuto Tributario, son contables o fiscales para efectos de la determinación del periodo gravable del impuesto sobre las ventas”.  Concepto 18127 de junio de 2015

En tal sentido,  el Ente Oficial precisa que en atención a “que la norma consultada es de carácter tributario y en ella no se hace una remisión expresa a las normas contables, es palmario para este Despacho que los ingresos brutos a 31 de diciembre del año gravable anterior, a que hace referencia el artículo 600 del Estatuto Tributario, son de orden exclusivamente fiscal”.  Concepto 18127 de junio de 2015

Igualmente, clarifica la Entidad que “así las cosas y siendo que la disposición en comento no especificó el origen de tales ingresos, en atención al principio de interpretación conforme el cual "donde el legislador no distingue no le es dado al intérprete hacerlo", deben considerarse como ingresos brutos los provenientes tanto de las operaciones gravadas, exentas y excluidas del impuesto sobre las ventas, como de las no gravadas con este tributo, para lo cual será necesario remitirse al artículo 26 del Estatuto Tributario”.  (Resaltado por fuera del texto) Concepto 18127 de junio de 2015

Si bien es de considerar acertada la posición doctrinal, antes expuesta, se infiere que la misma no sería aplicable a la totalidad de los responsables del impuesto sobre las ventas; ello, por cuanto tal concluir sería dable a aquellos contribuyentes obligados a presentar declaración de renta y a los no contribuyentes obligados a presentar declaración de ingresos y patrimonio (pues sólo de tales declaraciones impositivas sería posible la identificación de ingresos fiscales).

Acorde a lo anterior, resultaría claro – y a manera de ejemplo – que los no contribuyentes no obligados a presentar declaración de ingresos y patrimonio, responsables de IVA,  no tendrían ingresos fiscales para efecto del entendimiento de lo concluido por la doctrina oficial; en tal contexto, habría de colegirse que los ingresos brutos a fin de decidir el período fiscal en el impuestos sobre las ventas, ha den ser los contables con corte a 31 de diciembre del año gravable anterior.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.