Ingresos fiscales para quien lleva contabilidad de caja

Los ingresos fiscales cuando se lleva una contabilidad de caja difieren un poco de los ingresos fiscales cuando se lleva una contabilidad por el sistema de causación.

Las personas que no están obligadas a llevar contabilidad,  llevan [o pueden llevar] un tipo de contabilidad llamado contabilidad de caja, que por supuesto es una contabilidad no acreditada legalmente en Colombia, pero que suele utilizarse como mecanismo de control.

Cuando se lleva este tipo de contabilidad, no todo derecho exigible se contabiliza como un ingreso del periodo respectivo, puesto que si ese derecho no se convierte en dinero en el periodo correspondiente, no se contabiliza como ingreso, ya que el ingreso se reconoce sólo en el momento en que ingrese a la caja, y de allí el nombre contabilidad de caja.

Respecto a los ingresos desde el punto de vista fiscal, tenemos el artículo  27 del estatuto tributario que versa sobre este tema:

Realización del ingreso. Se entienden realizados los ingresos cuando se reciben efectivamente en dinero o en especie, en forma que equivalga legalmente a un pago, o cuando el derecho a exigirlos se extingue por cualquier otro modo legal distinto al pago, como en el caso de las compensaciones o confusiones. Por consiguiente, los ingresos recibidos por anticipado, que correspondan a rentas no causadas, sólo se gravan en el año o período gravable en que se causen.

Se exceptúan de la norma anterior:

a. Los ingresos obtenidos por los contribuyentes que llevan contabilidad por el sistema de causación. Estos contribuyentes deben denunciar los ingresos causados en el año o período gravable, salvo lo establecido en este Estatuto para el caso de negocios con sistemas regulares de ventas a plazos o por instalamentos.

b. Los ingresos por concepto de dividendos, y de participaciones de utilidades en sociedades de responsabilidad limitada o asimiladas, se entienden realizados por los respectivos accionistas, socios, comuneros, asociados, suscriptores o similares, cuando les hayan sido abonados en cuenta en calidad de exigibles.

c. Los ingresos provenientes de la enajenación de bienes inmuebles, se entienden realizados en la fecha de la escritura pública correspondiente, salvo que el contribuyente opte por acogerse al sistema de ventas a plazos.

De la lectura de la norma anterior se puede interpretar que aquellas personas que llevan contabilidad de caja, declaran únicamente los ingresos que efectivamente reciban en un año determinado.

Por ejemplo, supongamos que en diciembre 31 del 2009 una persona natural no obligada a llevar contabilidad firmó un contrato con una persona jurídica para la construcción de la red de intranet, contrato que se ejecutó y pagó en febrero de 2010.

Aunque en este caso el contrato se firmó en el 2009, [y aunque se haya ejecutado en el mismo 2009], el contribuyente sólo reconocerá su ingreso el año en que lo recibió efectivamente, que en este caso fue en 2010, luego al elaborar la declaración de renta del 2009 no debe declarar los ingresos del contrato en comento, sino que los debe declarar cuando presente la declaración correspondiente al año 2010.

Igual sucede s el contribuyente en el 2009 recibió un anticipo por el contrato, anticipo que no constituye ingreso en el 2009 sino en el 2010, cuando el contrato fue ejecutado y se hizo exigible el pago.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.