¿Los ingresos por ventas de bienes inmuebles se reconocen en la fecha de otorgamiento de la escritura pública o en la fecha de registro de ésta?

Cuando se vende un bien inmueble sujeto a escritura pública, y esta se hace en un año y se registra en la Oficina de Registro e Instrumentos Públicos en otro año, puede asaltaros la duda respecto al periodo gravable en que se debe declarar ese ingreso o reconocer esa compra.

En realidad no debería existir duda alguna porque la ley es clara en ese aspecto, y la fecha a considerar es aquella en que se otorga la escritura pública.

Así lo dispone el numeral 2 del artículo 27 del estatuto tributario modificado por el artículo 27 de la ley 1819 de 2016, el mismo que precisa cuándo se considera realizado un ingreso:

Los ingresos provenientes de la enajenación de bienes inmuebles, se entienden realizados en la fecha de la escritura pública correspondiente.

Una vez otorgada la escritura pública se debe causar el ingreso o el egreso, sin importar cuando se registre la escritura pública en la Oficina de Registro e Instrumentos Públicos, pues este es un requisito que no afecta la validez de la transferencia del dominio realizado por medio de la escritura pública, como tampoco la promesa de compraventa tiene efecto alguno sobre la transferencia del dominio, razón por lo cual la promesa de compraventa, a pesar de ser un contrato que obliga a las partes respecto a un negocio, no da lugar al reconocimiento de un ingreso o egreso.

Prepare su declaración de renta online en 30 minutos sin errores. Hágalo en ImpuestoCorrecto.com

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

2 Opiniones
  1. Luis dice:

    Hola, buenos dias. Extraña que el autor de este artículo haya citado el literal “c” de la antigua versión que tuvo el art. 27 del ET hasta diciembre de 2016. Al respecto, sucede que el art. 27 del ET fue modificado con el art. 27 de la Ley 1819 y le dieron a dicho artículo el título de “Realización del ingreso para los NO obligados a llevar contabilidad”. Por tanto, en la nueva versión del art. 27 del ET ya no existe el “literal c” sino el “numeral 2” y allí se lee:

    “2. Los ingresos provenientes de la enajenación de bienes inmuebles, se entienden realizados en la fecha de la escritura pública correspondiente.”

    Adicionalmente, el artículo 28 de la ley 1819 se encargó de modificar el artículo 28 del ET dandole el titulo de “Realización del ingreso para los obligados a llevar contabilidad”. Y en los dos primeros incisos, y en el numeral 2, de la nueva versión de ese art. 28 del ET se lee:

    “Articulo 28. Realización del ingreso para los obligados a llevar contabilidad (modificado con el art. 28 de la Ley 1819 de 2016). Para los contribuyentes que estén obligados a llevar contabilidad, los ingresos realizados fiscalmente son los ingresos devengados contablemente en el año o período gravable.

    Los siguientes ingresos, aunque devengados contablemente, generarán una diferencia y su reconocimiento fiscal se hará en el momento en que lo determine este Estatuto y en las condiciones allí previstas:

    1…
    2.2. En el caso de la venta de bienes inmuebles el ingreso se realizará en los términos del numeral 2 del artículo 27 del Estatuto Tributario.”

    Por tanto, de acuerdo con ambos artículos (27 y 28 del ET), tanto los “no obligados a llevar contabilidad”, como los “obligados a llevar contabilidad”, deben reconocer fiscalmente el ingreso de la venta de bienes raices en la fecha de la escritura pública

    • Gerencie.com dice:

      Gracias señor Luis por la observación.

      El error se debió a que fue un artículo que estaba en borrador desde diciembre y hoy en unos problemas que tuvimos de servidor (media mañana estuvo caído nuestro portal) se publicó sin haber hecho las actualizaciones correspondientes.

      Saludos

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.