¿IVA descontable que no puede ser objeto de devolución es deducible?

Por

Todos conocemos que en lo relativo al IVA existe un IVA generado al cual se le resta el IVA descontable para hallar el valor a pagar por impuesto ya sea en el bimestre o el cuatrimestre. Ahora bien existen una serie de productos exentos que hacen que los IVA pagados en la fabricación o producción sean superiores al IVA generado, dando inexorablemente como resultado un saldo a favor.

Para ilustrarlo, imagínese un exportador de bienes, o un productor de bien exento como los piscicultores. Como su producto es exento, los IVAs pagados en la cadena, son IVAS descontables.

Ahora bien, para el caso de los piscicultores, para efectos de la devolución del IVA el decreto 1625 de 2016 en su artículo 1.6.1.21.16, exige el certificado expedido por la AUNAP. Como muchos no tienen ese certificado, tenemos una situación particular, un IVA descontable que no puede ser objeto de devolución.

La pregunta que surge entonces es, como el IVA no puede ser objeto de devolución, aun siendo descontable, ¿podría ser tratado como costo o deducción? Pues bien, cuando se revisan las normas del estatuto tributario, tanto de IVA como de renta, no se encuentra fundamento alguno que permita que dicho tratamiento sea facultativo, es decir, el IVA es descontable aun cuando no pueda ser objeto de devolución.

Así las cosas, esas empresas tendrán unos IVAs descontables, que se traducen en saldos a favor, que tendrán que trasladar al gasto, sin que por ello puedan ser considerados como deducciones.

Si no fuese IVA descontable, la situación sería más fácil de dilucidar, pues el Consejo de Estado mediante sentencia 19004 de 2013, Magistrada Ponente Martha Teresa Briceño De Valencia señaló:

«Es de anotar que el impuesto sobre las ventas, pagado en la adquisición de bienes o servicios que no deba ser tratado como descontable, será deducible del impuesto sobre la renta, siempre y cuando cumpla los requisitos establecidos en al artículo 107 del Estatuto Tributario y demás condiciones fijadas en el Capítulo V, Título I del Libro I del Estatuto Tributario. Con lo anterior, se excluye la posibilidad de que quede a criterio del contribuyente optar por cualquiera de los beneficios mencionados, pues si legalmente el impuesto pagado debe ser tratado como descontable y el contribuyente no lo utiliza, tampoco podrá llevarlo como costo o gasto deducible del impuesto sobre la renta[14].

Se debe tener en cuenta que si un pago no es aceptado como costo o gasto en renta, el IVA correspondiente a ese pago no se puede tratar como IVA descontable, como lo prevé el artículo 488 del Estatuto Tributario. Sin embargo, si un pago no puede ser tratado como IVA descontable, no quiere decir que no pueda ser tratado como costo o gasto en el impuesto de renta, toda vez que en el impuesto sobre la renta, los costos y deducciones no están sujetos a la procedencia o no del descuento en IVA, a diferencia de lo que sucede en el impuesto sobre las ventas, en el cual expresamente la ley prevé la imposibilidad de solicitar como descuento un IVA que en renta no sea imputable como costo o gasto[15].»

Algunos por su parte, han considerado que como ese IVA no puede ser objeto de devolución debe ser tratado como costo, y en esa medida prácticamente le dan al producto el tratamiento de bien excluido, situación que no compartimos toda vez que los tratamientos diferenciales en IVA son taxativos.

¿Usted qué opina de ese tema?

Prepara tu declaración de renta o la de tus clientes en línea, sin errores y con garantía en Tributi.com.

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

Una opinión
  1. Felipe Dice:

    Interesante. En principio se podria pensar que seria deducible, ya que seria una minoracion tributqria, es decir, un erogacion que podria retraer el contribuyente en realización de los principios tributarios para obtener una base justa. Pero en este caso en particular entiendo que el certificado no es un mero requisito formal, es un permiso para llevar a cabo la actividad económica, es decir, se podria considerar un elemento fundamental para la explotación de la actividad economica, que incluso podria devengar en una causal de disolucion de la sociedad no contar con dicho permiso. En ese orden de ideas no es un requisito desmedido para la devolucion pedir dicho certificado. Para mi, si debe llevarse como descontable no puede llevarse como deducción. Otra cosa seria que por fuerza mayor, caso fortuito, culpa de un tercero o una antinomia normariva no pudiera llevarlo como descontable.

    Ademas te aseguro LEE que la intención de está disposicion es obligar a la formalizacion de la actividad economica, algo que constantemente buscan alinear las normas tributarias. Entonces, que el contribuyente elija libremente como llevarlo, porque no cumple los requisitos minimos del objetó social, es una franca elusion de la norma.

    Luis felipe Zuluaga
    Abogado tributarista

    Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.