Importancia de justificar la inasistencia a la audiencia inicial en un proceso contencioso administrativo

La audiencia inicial es la primera audiencia que se celebra en un proceso contencioso administrativo lo cual la convierte en la más importante, toda vez que en esta etapa del proceso, se deciden las excepciones, se sanea el proceso, se fija el litigio, se decide respecto a las medidas cautelares propuestas, se puede conciliar, decretar pruebas e incluso en ciertos casos dictar sentencia; en conclusión en este audiencia se desarrolla la mayor parte del trámite del proceso.

De lo anterior se desprende la importancia de la asistencia de los apoderados de las partes a la misma; ya que la no asistencia injustificada genera ciertas consecuencias. Entonces cuando no se pueda asistir  a esta, la  recomendación es solicitar el aplazamiento.

Para solicitar el aplazamiento se debe presentar prueba siquiera sumaria de una justa causa que impida la asistencia, en cuyo caso si el juez o magistrado la acepta se fijara nueva fecha para la celebración de la audiencia dentro de los diez días siguientes.

Ahora bien ¿Qué sucede cuando no se presenta la excusa con anterioridad a la celebración de la audiencia? ¿Es posible presentarla después? ¿Qué termino se tiene?

Después de realizada la audiencia si se pueden presentar excusas dentro de los tres días siguientes a la celebración de la misma; hay que aclarar que esta excusa presentada después que se celebra la audiencia solo será admitida por el juez o magistrado cuando se base en la fuerza mayor o el caso fortuito.

La inasistencia injustificada genera como consecuencia la imposición de una multa equivalente a dos salarios mínimos; cuando la excusa se presenta después de celebrada la audiencia si esta es admitida se exonera al excusado de las consecuencias pecuniarias derivadas de la inasistencia.

Se resolverá sobre la excusa presentada posterior a la audiencia, mediante auto contra el cual procederá el recurso de reposición; la finalidad de la multa señalada para el apoderado que no asista a la audiencia inicial, es lograr la asistencia a la misma para que haya una defensa integra de los intereses del poderdante, toda vez que esta es la función que le impone el poder otorgado; la inasistencia de un apoderado a esta audiencia implica el hecho de ausencia de actos procesales que pueden favorecer a la parte, lo cual le puede causar graves perjuicios.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.