La crisis puede generar indicadores de mejoramiento falsos

La crisis económica puede generar algunos indicares propios de una economía sana, que naturalmente resultan falsos.

Por ejemplo, ese es el caso de la inflación, que en tiempos de crisis, por efecto de la disminución del consumo, de la demanda como consecuencia de la pérdida de la capacidad de compra de la población precisamente por causa de la crisis, se disminuye.

En este caso, la diminución de la inflación no es consecuencia de una economía sana, bien gestionada, sino la consecuencia de la crisis, aunque no es raro que los encargados de las políticas económicas y el control de la inflación, saquen pecho por el buen comportamiento de la inflación, cuando el mérito es exclusivo de la crisis.

Otro ejemplo es el mejoramiento de la balanza comercial, puesto que esta puede volverse positiva debido a que por la crisis, por la pérdida de la capacidad de consumo, se importa menos, lo que hará mejorar este indicador, lo que no se puede interpretar como un mejoramiento, sino que es la consecuencia directa del empeoramiento de la economía.

Paradójicamente, la crisis económica puede equilibrar los indicadores que se desbordan en tiempos de prosperidad, equilibrio que es ficticio, equilibrio que sólo es real y válido si se logra en una economía dinámica, prospera.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.