La enseñanza del derecho

Por

A la enseñanza del derecho, tema recientemente aireado por la prensa, poco o nada ha llegado el tema pedagógico.

Aun se cree que saber de la materia y "enseñar" es lo mismo, y que el que sabe mucho es buen profesor. Crasa equivocación. A veces inclusive es inversamente proporcional pues al superexperto, ex de todo, le cuesta de verdad trabajo transmitir de forma sencilla conceptos y ejemplos a quienes se aproximan por primera vez a ellos y a los principios y temas del derecho.

Se confunde conferencista, experto, especialista, etc, con MAESTRO. Ambos son indispensables pero cada uno en lo suyo y en su sitio y oportunidad !!!!

No he visto sino pocos, poquísimos libros de derecho y profesores que utilicen, en programas estándar que hoy dia el computador mas sencillo trae, mapas conceptuales, cuadros comparativos, presentación clara de conceptos, ejemplos de aplicación sencillos, videos,  diagramas de proceso, presentaciones, links en la web, etc,  y sentencias con su resumen pues se cree, muy equivocadamente, que entre mas largas, mejores.

No hay libros (excepción por ejemplo del de Rodrigo Noguera sobre “Introducción al derecho”) escritos para estudiantes.

Se les enseña con verdaderos tratados, ladrilludos para el estudiante,  (Atienza, Monroy Cabra, etc.) con análisis que son bien bien enredaditos, presentados con una profundidad que solo un abogado avezado puede captar y miles de citas bibliográficas.

Las TIC no han llegado a la enseñanza del derecho.

Quizás el “enredo” de los abogados (El decreto que deroga el que derogó al que el anterior derogó) sea, tácitamente, culposamente, aunque sin intención, un mecanismo para darse importancia y perpetuarse frente a sus alumnos y a los necesitados de una justicia que debe respetar ante todo lo natural, lo relativamente obvio en el desarrollo de una relación social, y solo después lo escrito.

Sin embargo, los problemas de la justicia (campo de acción de los abogados) a pesar del inmenso atraso pedagógico en su enseñanza, y del absurdo enredo de sus Leyes, decretos, etc., no son en su inmensa mayoría de conocimiento y orden, y no hay que buscarlos allá, sino de valores y de comportamiento de quienes usan el conocimiento que adquieren. (Especialmente honestidad y lealtad en todos sus componentes)

Se necesitan valores y pedagogos!!!! . Allí deben enfocar sus esfuerzos las Universidades y las Instituciones vigilantes como el MEN en el caso de la enseñanza y la institución, como se llame, que monitorea el ejercicio profesional.

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.