La intermediación laboral realizada por las CTA puede derivar en un contrato de trabajo

Las empresas para evitar las obligaciones propias de una relación laboral contratan su personal con cooperativas de trabajo asociado, pero si esta figura es abusada y desfigurada, puede surgir un contrato de  trabajo realidad entre el asociado y la empresa contratante.

Se supone que el trabajador asociado que va a una empresa para cumplir las obligaciones asumidas por la CTA al firmar el contrato de servicios, debe en primer lugar estar bajo la gestión y administración de la CTA y no de la empresa, pero si la empresa se presenta como directo empleador en la medida en exige al trabajador la sumisión a su poder   de subordinación, usurpando a la CTA su facultad administrativa y de gestión, se ha desfigurado la figura de las CTA dando a pie a que el trabajador pueda reclamar un contrato realidad con la empresa puesto que la CTA se ha transformado en una simple intermediaria laboral.

Al respecto el ministerio de la protección social mediante concepto 6010 de noviembre 4 de 2005 consideró que:

Ahora bien, si la cooperativa se limita a suministrar el personal que la entidad contratante requiere para la realización de una actividad determinada, conservando la citada entidad la facultad de exigirle al personal cooperado el cumplimiento de órdenes e instrucciones en cuanto al modo, tiempo o cantidad de trabajo, o si la cooperativa actúa simplemente como un intermediario para el suministro de personal, así este tenga el carácter de asociado, considera esta Oficina que la cooperativa no está obrando dentro de los parámetros legales que regulan al funcionamiento de esta clase de entes de la economía solidaria.

La contratación con Cooperativas de Trabajo Asociado (CTA) deberá establecerse Bajo la modalidad de contrato de prestación de servicios y no de suministro de personal, ya que estas entidades no son, ni pueden ser Bolsas de Empleo o Empresas de Servicios Temporales. La relación, compromiso y responsabilidades que se establezcan según el contrato que se firme, surgirán entre la entidad contratante y la propia Cooperativa de Trabajo Asociado, el contratante no tendrá relación alguna con el trabajador asociado que envié la Cooperativa de Trabajo Asociado para cumplir con los servicios contratados, Los términos y las exigencias en que se cumplirá el contrato, se dispondrán y conciliaran siempre entre la CTA y la parte contratante, por cuanto si se realiza el cumplimiento del contrato teniendo como partes al ente contratante y al trabajador independiente asociado a la CTA, al exigir a este último en forma directa el cumplimiento del contrato y sus estipulaciones, podría dar lugar a configurarse una relación laboral entre el contratante y el independiente asociado a la CTA contratista.

Es claro que si la empresa obra como verdadero empleador frente a los trabajadores asociados enviados por la CTA, estos pueden alegar la existencia de una relación laboral con la empresa, puesto que en el derecho laboral prima la realidad frente  a las formalidades y apariencias.

Conozca nuestra Guía Laboral 2017

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.