La ley 1774 de 2016. Ley Limosna de Antimaltrato Animal

Por

Estábamos en mora de dedicar un espacio para referirnos a la pomposa ley antimaltrato animal, refulgente escudo de este buen estado santista (santiflista para los entendidos) que la alza  como vivido ejemplo de su dadivosidad en medio de sus bravuconadas tartamudeantes cada vez que perdemos un round con Nicaragua y menos comprometidos nos sentimos en su ideario de paz con impunidad.

No salimos de nuestra cotidiana incredulidad, cuando no obstante pregonar la Ley 1774 de 2006 hidalgamente en su Artículo 1º que “ … los animales como seres sintientes no son cosas, recibirán especial protección contra el sufrimiento y el dolor, en especial el causado directa o indirectamente por los humanos…”, líneas adelante, en un obscuro y marañoso trance de su Artículo 5º, típica ratificación de aquel aforisma de “hecha la ley, hecha la trampa” fija el  Parágrafo Tercero del Artículo 339 B del Código Penal precisando, que :

“…quienes adelanten las conductas descritas en el artículo 7º de la Ley 84 de 1989, no serán objeto de las penas previstas en la presente ley…”

De tal manera que a regañadientes debemos acudir al texto normativo remisorio, para estupefactamente entender cuáles son esas excepcionales conductas indultadas:

“…Artículo 7: ….., el rodeo, coleo, las corridas de toros, las novilladas, corralejas, becerradas así, como las riñas de gallos y los procedimientos utilizados en estos espectáculos...”

Es decir, ni más ni menos que  en “…el rodeo, coleo, las corridas de toros, las novilladas, corralejas, becerradas así, como las riñas de gallos y los procedimientos utilizados en estos espectáculos...”  como muestras por excelencia de la cobardía, la barbarie y miseria humana, los animales como seres sintientes, no recibirán especial protección contra el sufrimiento y el dolor causado directa o indirectamente por los humanos, paradoja que nos lleva a recordar excéntricamente a Mateo 6:3 que nos cuenta “…  cuando des limosna, que no sepa tu mano izquierda lo que hace tu derecha…”, correspondiente exactamente a esta política de estado, donde se firma con la mano izquierda la limosna animal que constituye esta ley, en tanto con la derecha, alza la bota, y olé…!

Al fin de cuentas fuimos, somos y como que seguiremos siendo, “Colombia país de cafres” en la voz del Maestro de Maestros Don Darío Echandía Olaya,  o “Colombia País de m…..” en la renovada del Periodista Jaime Garzón…

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.