La nacionalización de las grandes empresas al largo plazo no es la mejor solución

Ante la eventual quiebra de grandes multinacionales producto de la actual crisis financiera y económica, algunos gobiernos han optado por invertir recursos en ellas, en nacionalizarlas parcialmente, medida que al largo plazo no es la mejor solución.

Si bien ante las actuales circunstancias estas medidas son necesarias y efectivas al menos para evitar la quiebra absoluta de estas empresas, con el tiempo resultará contraproducente.

Bien es sabido que los recursos del estado no tienen dolientes, y que en muchos casos son utilizados para fines muy dudosos y que poco tienen que ver con los intereses de las empresas.

Es característica la ineficiencia y la corrupción de las entidades estatales, o donde algún funcionario público se asome.

De otra parte, el hecho de que los gobiernos entreguen grandes cantidades de recursos públicos a las empresas privadas, puede crear en las empresas una cultura de apadrinamiento estatal, por lo que no se preocuparan por ser eficientes, sino que se preocuparán más por hacer lobby ante las entidades estatales para conseguir plata. Ya sabemos eso de que para el ineficiente e incompetente es mejor pedir que trabajar, y si el estado reparte plata, cada día llegarán más “necesitados” sin escrúpulos a su puerta a extender la mano.

Es estado, los políticos y los funcionarios públicos no tienen la más mínima idea de cómo administrar o gestionar una empresa, y ninguna entidad de este tipo podrá sobrevivir la feroz competencia de las grandes multinacionales privadas que sí son eficientes.

Con el tiempo, las empresas nacionalizadas tendrán que venderse o liquidarse porque se habrán convertido en un barril sin fondo que consume desaforadamente recursos públicos. De ello hay muchos ejemplos, principalmente en nuestro país.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.