La ortografía y la redacción, factores importantes en el desarrollo de procesos de selección para la contratación pública

Por

En las últimas semanas, fue noticia de relevancia la posición tomada por parte del Consejo Superior de la Judicatura, la cual en síntesis, resalta la importancia que reviste la ortografía y su aplicación por parte del personal que se desempeña en un despacho público.

No obstante, una excelente ortografía requiere del acompañamiento de una correcta redacción; éstas se requieren de forma permanente al momento de elaborar los documentos que integran los procesos de selección, tales como: estudios previos, pliego de condiciones, resoluciones de adjudicación, entre otros.

Los errores ortográficos y la pésima redacción encontrados en procesos de selección, tienen efecto negativo, ya que disminuye la confianza en las personas responsables de adelantar cada procedimiento legal, puesto que si es deficiente su hábito de lectura, el resultado es una baja comprensión de lo estipulado en las leyes, decretos, jurisprudencias y doctrinas que interactúan en el ámbito de la contratación estatal.

Sin ahondar en el contenido de cada documento, se incluye un ejemplo a modo ilustrativo y con mucho respeto hacia la entidad y persona que haya realizado dicha publicación.

Ejemplo No. 1:

Algunas personas podrían pensar que la ortografía o la redacción no son de importancia al momento de efectuar un proceso de selección. Sin embargo, muchos académicos podrían discutir sobre el tema, argumentando que el escribir correctamente es uno de los principales indicios para establecer el grado de cultura, capacitación y experiencia sobre un determinado tema.

Aunque a la fecha, no se han visto observaciones publicadas en el SECOP referentes a la mala ortografía; si se presentan muchas observaciones por la redacción confusa que traen algunos pliegos.

Es común ver como en las audiencias de aclaración, los proponentes expresan la necesidad de explicar detalladamente los requisitos para una eventual participación.

Ejemplo No. 2:

Ejemplo No. 3:

Se debe recordar que es obligación de la entidad estatal, establecer requisitos objetivos y claros, para lo cual se debe efectuar una correcta redacción y aplicación de normas gramaticales que le faciliten la comprensión de los documento a los proponentes.

En conclusión, una incorrecta ortografía y redacción pueden cambiar la intención de un documento, generando fallas en la comunicación y provocando ambigüedades entre los interlocutores.

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.