La privatización de empresas públicas no disminuirá los índices de corrupción

De todos es conocido que  por regla general, las empresas del estado son ineficientes, corruptas, sus empleados se preocupan por todo menos por hacer su trabajo, razones que han justificado la privatización de muchas empresas, puesto que en la mayoría  de los casos, sólo generan pérdidas para el estado, pérdidas que pagamos todos los contribuyentes.

A primera vista, la decisión de privatizar las empresas corruptas parece adecuada, pero en el fondo no es más que una falacia por cuanto el índice de corrupción estatal no disminuye, luego, privatizar las empresas no contribuye a solucionar nada.

El problema de fondo es que el estado es corrupto. Si se privatiza una empresa, los que se estaban robando la empresa no lo seguirán haciendo, pero el robo no parará, por cuanto los encargados de gestionar el dinero obtenido por vender la empresa, se lo robarán, luego, dará lo mismo quien se roba la plata, pues igual se pierde e igualmente todos terminaremos pagando esos robos vía reformas tributarias.

Si se quiere hacer algo contra la corrupción, no se debe actuar contra las empresas o contra las entidades; esa es una decisión facilista y nada efectiva; lo que se debe actuar es contra las personas o funcionarios corruptos, es a ellos que se debe perseguir.

Con la privatización de las empresas, se cree que muerto el perro se acaba la rabia, pero resulta que no, pues la rabia pasará a otro perro.

Pero claro, eso lo saben quienes toman las decisiones, que por lo general son tan corruptos como los que se roban las empresas estatales.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.