La revaluación; un problema para el emprendimiento

El proceso de revaluación que ha venido experimentado el peso colombiano, afecta negativamente a los emprendedores y empresarios en general, en especial a los exportadores, puesto que cada día reciben menos ingresos por sus exportaciones (Al revaluarse el peso se reciben menos pesos por cada dólar exportado).

Si bien es cierto que la revaluación de la moneda ofrece ciertos beneficios como el poder adquirir Materia prima más económica, este beneficio no compensa la disminución de los ingresos sufrida por los empresarios como consecuencia de la revaluación de la moneda.

Quienes más salen perdiendo por el “fortalecimiento del peso” son los emprendedores, que por lo general son pequeños empresarios y no tienen los recursos suficientes para sortear una dificultad de este tipo. Las razones, es que por lo general un emprendedor es alguien que tiene una gran idea pero no tiene ni recursos financieros suficientes ni el conocimiento económico y financiero avanzado que se requiere para anticipar o enfrentar los desafíos de un fenómeno reevaluacioncita bastante marcado como el que se está viviendo actualmente en Colombia.

El efecto negativo de la revaluación puede ser combatido por el mismo empresario o por el estado mediante la utilización de herramientas como la Política cambiaria y/o la Política monetaria. En el primer caso, ya expusimos que el emprendedor, por sus características, difícilmente por si mismo podrá enfrentar este problema. En el segundo caso, los emprendedores no tienen el poder y la representación necesarios para influir en las políticas cambiaria y monetaria del estado, lo que hace que el emprendedor no tenga el “padrino” que tiene el sector financiero, energético o cervecero, a quienes el estado presta especial atención y ante cualquier crisis esta presto a brindarles apoyo.

El anterior panorama en el cual el emprendedor no tiene la herramientas ni los elementos para lograr que gobierno nacional modifique su Política economía, hace que el emprendedor prácticamente este solo en su lucha personal por hacer empresa y generar empleo. Ante la disminución de ingresos por la revaluación del peso, se puede presentar una crisis de liquidez lo que hará necesario una inyección de capital, el cual debe ser obtenido necesariamente en el sector financiero, y no existe una política clara de parte del estado que busque financiar a los emprendedores, por lo que estos no tendrán acceso fácil a créditos. El Banco de las oportunidades, el cual se supone debe precisamente apoyar a los emprendedores, no es la mejor y más fácil opción de financiamiento, los intereses son más elevados que en los bancos comerciales, y los requisitos para acceder a ellos, son casi igual de exigentes que en el sector financiero.

En un panorama donde no existe una política seria por parte del estado para apoyar a los generadores de empresa, es muy difícil poder sobrevivir en una coyuntura como la actual, mas cuando el estado parece no tener interés en resolver las causas y mucho menos las consecuencias de la revaluación del peso.

Así las cosas, el emprendedor no le queda otro camino que enfrentarse solo al problema, lo cual debe hacerlo disminuyendo costos, es decir, siendo mas productivo y competitivo.

La única forma de sobrevivir cuando los ingresos disminuyen es producir más por menos. El emprendedor deberá buscar la forma de incrementar, o al menos mantener el margen de utilidad, mejorando procesos y disminuyendo costos, lo cual a la vez requiere de inversión de capital. Se requiere hacer un mayor esfuerzo en la comercialización; lograr colocar en el mercado una mayor cantidad de productos (Incrementar las ventas), es un forma con la que se puede también compensar los bajos ingresos. Es necesario ser mucho más eficiente y agresivo, más innovador y recursivo para poder mantenerse vigente en el mercado.

Afortunadamente, las características propias de un emprendedor permiten que éste tenga (por lo general de forma empírica) la visión, la voluntad y la actitud necesaria y suficiente para salir avante en el desafío que presenta actualmente ser empresario.

Aquí vemos y resaltamos que el emprendedor, aunque no tenga el conocimiento técnico o científico, si tiene el Conocimiento empírico suficiente para desarrollar su idea y es quizás la característica mas importante de un emprendedor: el tener la experiencia, actitud y aptitud suficientes para compensar la ausencia de avanzados estudios económicos, financieros o mercadeo, o de la incapacidad financiera para contratar asesores de este nivel.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.