La solicitud de compensación no extingue la obligación tributaria

La solicitud de compensación de deudas tributarias no extingue la obligación tributaria, por tanto, los procesos administrativos relacionados con una  obligación tributaria en mora siguen su curso aun con la presentación de la solicitud de compensación tributaria.

Si bien la compensación es una de las formas que la ley tributaria contempla para la extinción de las deudas tributarias, tal extinción no sucede con la mera presentación de la solicitud de compensación, como algunos contribuyentes erróneamente han llegado a concluir.

El Consejo de estado mediante sentencia del 28 de enero de 2010, expediente 16709 se ha encargado de dejar muy en claro esta situación:

La compensación de obligaciones tributarias está consagrada en el artículo 815 del Estatuto Tributario, el cual establece la compensación de saldos a favor arrojados en las declaraciones tributarias, con deudas por concepto de impuestos, anticipos, retenciones, intereses y sanciones que figuren a su cargo. Sin embargo, como lo ha considerado la Sala la solicitud de compensación no implica su aprobación, mucho menos la extinción parcial o total de la obligación del contribuyente, dado que constituye sólo una expectativa. Además, es probable que la petición no cumpla con los requisitos de los artículos 856 y 857 del Estatuto Tributario. Tampoco la aprobación de la compensación constituye un reconocimiento definitivo a favor del contribuyente o responsable, pues, en desarrollo de la facultad de determinación oficial, la Administración puede rechazar o modificar el saldo a favor compensado o devuelto, lo que acarrea, además, la sanción del artículo 670 del Estatuto Tributario. La compensación de obligaciones tributarias está consagrada en el artículo 815 del Estatuto Tributario, el cual establece la compensación de saldos a favor arrojados en las declaraciones tributarias, con deudas por concepto de impuestos, anticipos, retenciones, intereses y sanciones que figuren a su cargo. Sin embargo, como lo ha considerado la Sala la solicitud de compensación no implica su aprobación, mucho menos la extinción parcial o total de la obligación del contribuyente, dado que constituye sólo una expectativa. Además, es probable que la petición no cumpla con los requisitos de los artículos 856 y 857 del Estatuto Tributario. Tampoco la aprobación de la compensación constituye un reconocimiento definitivo a favor del contribuyente o responsable, pues, en desarrollo de la facultad de determinación oficial, la Administración puede rechazar o modificar el saldo a favor compensado o devuelto, lo que acarrea, además, la sanción del artículo 670 del Estatuto Tributario.

Algunos contribuyentes equivocadamente han considerado que presentando una solicitud de compensación es suficiente para evitar un cobro coactivo, una medida cautelar de embargo o cumplir con un acuerdo de pago, equivocación que puede resultar costosa.

La obligación tributaria solo se extingue en el momento en que la Dian aprueba la solicitud de compensación y por consiguiente procede a compensar la deuda del contribuyente con los saldos a favor que este tenga; mientras eso no suceda, los procesos relacionados con la deuda del contribuyente continuarán así el contribuyente tenga algún saldo a favor en otro impuesto o en el mismo impuesto pero de periodos diferentes.

Prepare su declaración de renta online en 30 minutos sin errores. Hágalo en ImpuestoCorrecto.com

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.