La suerte del dólar será la nuestra

Mientras el dólar siga siendo la moneda hegemónica en el mundo, su suerte será la nuestra.

El dólar, aunque debilitado sigue siendo la moneda utilizada en las transacciones comerciales internacionales, y la suerte de muchos países está estrechamente ligada con el dólar y su comportamiento.

Una prueba de ello son los problemas que actualmente están experimentando los exportadores, quienes ven cómo sus ingresos disminuyen por cuenta del debilitamiento del dólar.

Algunos, por cuestiones políticas o ideológicas se alegran porque el dólar se debilita, pero olvidamos que si eso sucede nos debilitamos junto con él. Entre más débil sea el dólar, más se revaluará nuestro peso y menos pesos tendremos con nuestras pocas exportaciones, lo que hoy viene siendo el principal problema para la industria nacional.

Y frente el debilitamiento del dólar poco podemos hacer con medidas domésticas, puesto que no podemos evitar que el dólar se sigua debilitando,  y esa es la causa principal de la revaluación que hoy está estrangulando nuestra industria.

Cuando la revaluación se debe a comportamientos macroeconómicos internos, la solución es posible con medidas internas, pero en este caso es poco lo que se puede hacer pues no podemos controlas las variables que han hecho que el dólar a nivel mundial pierda valor, mucho valor.

De poco servirá que el Banco de la república salga a comprar dólares, o que baje la tasa de interés, o cualquier otra medida interna.

En el fondo, no es que el peso se haya revaluado, es el dólar el que ha perdido valor, y con ese panorama tendremos días difíciles, ya que no tenemos herramientas efectivas para dar una solución a este problema. Este problema empezará a solucionarse cuando la economía norteamericana repunte y con ella el dólar.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.