La trampa implícita en la zona de confort

Por   22/09/2017

En Gerencie.com tratamos bastante sobre el tema del emprendimiento por considerarlo como una efectiva alternativa de solución a la problemática del desempleo y de la pérdida de calidad del empleo actual.

Muchos hemos oído hablar de la zona de confort, zona en la que nos sentimos a gusto, tranquilos, seguros, aunque no siempre satisfechos.

Cuando estamos en nuestra zona de confort, no haremos nada por salir de allí, pues ahí estamos contentos, en paz.

El problema es que para la gran mayoría, su zona de confort no es la mejor posible, es sólo que han considerado que no pueden aspirar a una superior. En muchos casos, lo que la persona considera como zona de confort, dista mucho de ofrecer un verdadero confort, prueba de eso son los millones de personas que no tienen ningún problema en trabajar con un salario mínimo, a sabiendas de que ese ingreso no basta para tener una calidad de vida aceptable.

Y es típico del asalariado sentirse a gusto o al menos seguro en su trabajo, convirtiendo su empleo en su zona de confort, aunque paradójicamente, no esté contento con las condiciones de su trabajo.

El problema es que cuando nos sentimos seguros [tal vez no a gusto] en un determinado sitio, seguirnos indefinidamente en el, impidiendo que progresemos, que al menos intentemos una mejor calidad de vida.

Es esa zona de confort la que hace que mucha gente, aun estando descontenta con su empleo o situación actual, tema intentar salir de allí, pues consideran que siempre es mejor moverse en un ambiente conocido, aunque este no sea el mejor.

Para ser emprendedor, hay que olvidarse de las zonas de confort, pues estas son una trampa que impide el desarrollo, el crecimiento y el buscar nuevos horizontes.

No hay mayor limitante para el progreso que la comodidad, el conformismo, las famosas zonas de confort.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.