¿Las capitulaciones matrimoniales evita la sociedad conyugal?

Una de las consecuencias legales del matrimonio, por excelencia, es el nacimiento de la sociedad conyugal, entendida como "...el patrimonio integrado por activos y pasivos destinados a repartirse entre los cónyuges por partes iguales al momento de su disolución..."

Ahora bien, cuando en ciertas relaciones de pareja cuyos integrantes individualmente considerados manejan relaciones económicas claramente diferenciadas, veces, previamente al matrimonio conlleva la necesaria aclaración en cuanto que, la forma que dichas relaciones económicas harán, o no, parte de la sociedad conyugal, aclaración esta, conocida como capitulaciones matrimoniales, entendidas propiamente como:

 "... convenciones o acuerdos que celebran los futuros esposos antes de contraer matrimonio, relativas tanto a los bienes que aportan o excluyen de él, como  a las donaciones y concesiones que se quieran hacer el uno al otro, pero una vez celebradas y contraído el matrimonio, no podrán alterarse o revocarse ni siquiera con el consentimiento de las personas que intervinieron en su otorgamiento ..."

No obstante, parecer claras las definiciones previas, aun encontramos como algunas personas consideran equívocamente en prevención de disminuciones patrimoniales en caso de un eventual divorcio, que,  las Capitulaciones Matrimoniales evitan el nacimiento de la sociedad conyugal, convencimiento que nace de la lectura descontextualizada del Artículo 1774 del Código Civil, que dispone, como presunción de constitución de sociedad conyugal:

"...A falta de pacto escrito se entenderá, por el mero hecho del matrimonio, contraída la sociedad conyugal con arreglo a las disposiciones de este título..."

A este fin, es del caso llamar la atención como en ninguna parte de los regimenes legales de las relaciones económicas nacidas del matrimonio, prevén que las Capitulaciones Matrimoniales evitan el nacimiento de la Sociedad Conyugal, sino muy por el contrario, la ley guarda silencio, por lo que, necesariamente el Artículo 1774 del Código Civil debe ser armonizado y contextualizado,  con el 1771, Definición de Capitulaciones Matrimoniales:

"...Se conocen con el nombre de capitulaciones matrimoniales las convenciones que celebran los esposos antes de contraer matrimonio, relativas a los bienes que aportan a él, y a las donaciones y concesiones que se quieran hacer el uno al otro, de presente o futuro..."

Así las cosas, las Capitulaciones Matrimoniales, al no ser, por definición legal, más que meras convenciones a titulo de exclusiones o concesiones sobre bienes que se aportan o excluyen del matrimonio, esto es, de la Sociedad Conyugal para ser exactos,  en momento alguno impiden su nacimiento, de tal forma que, no existiendo forma de precaver la formación de sociedad conyugal, la única forma de contener los temores de disminuciones patrimoniales derivadas de su formación, es su disolución y liquidación.

La practica profesional aconseja que una vez celebrado el matrimonio por el rito que sea, inmediatamente se proceda con la escritura de disolución y liquidación de la sociedad conyugal, de tal forma que cada uno de los conyugues con ingresos y patrimonio propios, pueda mantenerlos en independencia durante el matrimonio y en caso de divorcio, obviar cualquier confrontación frente a las rentas derivadas de estos, sino es que de estos propiamente dichos.

Las mismas precisiones anteriores aplican para las sociedades patrimoniales de hecho surgidas de uniones libres.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.