Las declaraciones extemporáneas y los beneficios tributarios

El hecho de presentar extemporáneamente una declaración tributaria, implica que se puedan perder los beneficios tributarios para el periodo determinado, sólo si así lo prevé la ley de forma taxativa.

Tanto las obligaciones como los beneficios tributarios de un periodo gravable, se mantienen aun en los casos en que se presenten de forma extemporánea, y en cualquier fecha en que se presenta, corresponderán al periodo en el cual se generó la obligación u obtuvo el derecho o el beneficio.

Respecto a los beneficios tributarios, estos se mantienen siempre y cuando la ley que los creó no contemple de forma expresa que el hecho de no presentar la respectiva declaración tributaria dentro en los plazos señalados, o de no hacer el pago oportuno, implica perder el derecho o no poder acceder a él.

Un ejemplo claro es el caso del beneficio de auditoría, el cual para tener derecho, la declaración debe ser presentada y pagada oportunamente, por tanto, si se presenta extemporáneamente no habrá lugar para que el contribuyente pueda acogerse a él.
Un ejemplo en el que presentar la declaración tributaria de forma extemporánea no implica perder beneficios, puede ser el caso de la ley 1175 de 2007.

La ley 1175 contempla una rebaja de intereses para las deudas del 2005 y anteriores, y para tener derecho a este beneficio, no contempló la ley en ningún momento que las declaraciones correspondientes debieron presentarse oportunamente, y menos pagarse puesto que precisamente de eso se trata, de ofrecer un beneficio a quienes no cumplieron con su obligación de pagar los impuestos.

En este caso, las declaraciones presentadas extemporáneamente, o las correcciones presentadas a las declaraciones objeto de beneficio por la ley 1175 de 2007, pueden acogerse a este beneficio.

Así la cosas, la ley 1175 al no contemplar ninguna limitación respecto a las declaraciones presentadas extemporáneamente o a las correcciones presentadas, mientras no se expida un decreto reglamentario que contemple tales limitaciones, este tipo de obligaciones se pueden acoger al beneficio contemplado por la ley 1175.

Es apenas lógico, puesto que en cualquier caso, la obligación sigue siendo del periodo en que se originó no importa cuando se haya declarado, y es desde esa fecha en que se cobran intereses.

Las obligaciones fiscales se hacen legalmente exigibles a partir de la fecha en que se debió declarar, sin importar si la declaración fue anterior o posterior a esa fecha.

Prepare su declaración de renta online en 30 minutos sin errores. Hágalo en ImpuestoCorrecto.com

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.