¿Las empresas amparadas en la ley 1429 de 2010 deben efectuar la autorretención a título de renta contemplada en el decreto 2201 de 2016?

Lo primero que debemos aclarar es que la ley 1819 de 2016, derogó el beneficio de progresividad de la ley 1429 de 2010, pero lo hizo hacia futuro en lo que respecta al régimen sustancial, con lo cual las empresas constituidas previamente a la expedición de la reforma tributaria bajo estos parámetros, mantienen los beneficios con algunas  modificaciones tarifas contempladas en el artículo 100 de la ley 1819 de 2016.

Ahora bien, el punto es que la ley 1819 de 2016 nada dijo respecto a la retención en la fuente aplicable a dichas empresas. Sin embargo, la eliminación del artículo 4 de la ley 1429 de 2010, plantea que dichas empresas se sujetan al régimen general de retenciones en la fuente.

Así las cosas, el decreto 2201 de 2016 no contempla ninguna excepción para estas empresas, y por tanto estas también deben proceder a efectuarse la autorretención en la fuente, como lo hacían anteriormente con el CREE.

La idea de que estos genera saldos a favor, es parcialmente cierto, respecto de utilidades pequeñas, pues en todo caso recordemos que deben pagar al menos el 9% de base como quedó con la reforma tributaria y a estos sí sumarle la progresividad.

En los próximos artículos desarrollaremos más el tema de empresa cobijadas por la ley 1429 de 2010.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.