Las inmoralidades del capitalismo

Si bien el capitalismo ha llevado al mundo a lograr enormes avances y alcanzar un desarrollo importante, las inmoralidades propias del sistema capitalista lucen como un precio elevado por el progreso que hasta el momento se ha alcanzado.

El capitalismo, liderado por los gobiernos, multinacionales y hasta por pequeños imperios económicos locales, ha cometido grandes injusticias y atropellos en su propósito por hacer crecer su riqueza.

Para citar sólo algunos ejemplos, empecemos por nuestro país. En Colombia, quizás la arbitrariedad e injusticia más vergonzosa por estar respaldada legalmente, tiene que ver con el antiguo UPAC que llevó a miles de colombianos a perder sus viviendas después de haberlas pagado incluso 15 veces. Un autentico atraco, sin duda.

Ahora, es aberrante cómo en la costa atlántica y pacífica se asesina gente para quitarles la tierra y en ella sembrar extensas plantaciones de palma y otros cultivos controlados por multinacionales.

Y un ejemplo que no necesita presentación es el sistema de salud.

En el mundo vemos cómo en el afán por hacer dinero los comerciantes de diamantes impulsaron brutales guerras civiles en Sierra Leona y Angola. Según informes de algunas ONGS, cada millón de dólares que los empresarios ganaban con los diamantes, significaba la muerte de 100 africanos.

Ni qué decir con el  narcotráfico, donde todo el mundo se hace millonario. Desde el que produce y comercializa la coca, policías, jueces políticos, hasta el que produce los insumos y las armas, y casi todos ellos ubicados en los países consumidores.

La más reciente inmoralidad del capitalismo elaborada desde el más alto nivel fue la guerra de Irak, donde empresarios, contratistas y mercenarios estadounidenses se hicieron a miles de millones de dólares, guerra en la que se estima que fueron asesinados por lo menos 500.000 civiles inocentes iraquíes. Todo parece indicar que en un solo año los estadounidenses mataron más civiles que Sadam en 20 años. En la guerra de Irak se derrochó tanto dinero que por ello hoy Estados unidos tiene una deuda pública casi impagable. Como siempre a los capitalistas no les importó que su país se hundiera en la crisis. Sólo les importaba hacer mucho dinero.

Hoy, los creadores del capitalismo y el neoliberalismo están sufriendo en carne propia sus propias injusticias. En Estados unidos, igual que en Colombia, hoy decenas de miles de familias han perdido sus casas, carros, empleos, absolutamente todo. En algunas ciudades existen campamentos como los que hay en Colombia para los desplazados. Y todo esto es obra del sistema madre del capitalismo: los bancos.

Ejemplos hay muchos, incluso en el  más pequeño pueblo o en nuestro barrio. ¿Quién no ha conocido una persona que por ganar dinero lleva la ruina a los amigos, vecinos y familiares?

Con seguridad que hasta en nuestra familia hay algún personaje que se ha llevado por delante los intereses de su propia familia para su beneficio propio.

Claro, el capitalismo es mucho lo que ha aportado al mundo ya que ha permitido que algunas sociedades tengan un alto nivel de vida, que vivan en la opulencia, pero eso ha llevado a que se cometan muchas injusticias y a que casi la mitad de la población mundial viva en la absoluta pobreza, tanto que diariamente miles de ellos mueren de hambre.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.