Las marcas blancas son una alternativa para sortear tiempos de crisis

Las marcas blancas o marcas genéricas, son una excelente alternativa para sortear las dificultades económicas que se experimentan en tiempos de crisis.

Las marcas blancas o genéricas, son aquellas marcas que ofrecen productos más baratos, y en muchos casos, de igual calidad a las marcas reconocidas.

Cuando la situación económica para muchas personas se torna difícil, es necesario replantear la fidelidad con determinada marca, y adquirir una marca que a un precio menor le satisfaga su necesidad.

El caso más conocido en nuestro medio respecto a las marcas blancas, tiene que ver con los conocidos medicamentos genéricos, medicamentos que en ocasiones cuestan la mitad o hasta menos de lo que cuesta un producto de marca reconocida.

Casi todos los productos cuentan con su presentación genérica, cuentan con su marca blanca, de modo que existe una alternativa muy atractiva para quienes no tienen la solvencia económica suficiente para adquirir productos de marcas prestigiosas.

En muchos casos, la calidad no tiene nada que ver con las marcas blancas. Muchas marcas prestigiosas, el único valor agregado que pueden ofrecer a su consumidor, es su prestigio, su reconocimiento o hasta algo de exclusividad, pero en cuanto a la calidad del producto en sí, no se diferencian en mucho de las marcas blancas. Aunque naturalmente que existen las excepciones.

La utilización de una marca blanca o una marca reconocida, en algunos casos no es cuestión de dinero, sino de cultura, de prestigio social, puesto que en algunos medios sociales, no es bien visto consumir o utilizar un producto de una marca blanca.

Pero cuando la crisis se opone a las preferencias del consumidor, las marcas blancas son una alternativa muy llamativa para seguir disfrutando de los beneficios que ofrecen algunos productos, que de otra forma, sencillamente deberían prescindirse por completo.

Esto sucede muy a menudo con la gasolina, donde en la medida en que el precio del combustible se incrementa, algunas personas cambian la gasolina extra por la corriente, y si eso no es suficiente, las personas dejaran de utilizar el vehículo.

Como vemos, la primera respuesta a una crisis es cambiar una marca de prestigio por una marca blanca, y si esto no es suficiente, la última decisión es dejar de consumir el producto, lo cual ya es una medida extrema.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.