Las obligaciones se deben satisfacer así la sociedad beneficiaria sea de hecho

Por   11/10/2017

Las obligaciones que una persona natural o jurídica adquiera con una sociedad de hecho, deben ser cumplidas sin importar que la sociedad sea de hecho.

La sociedad de hecho, si bien no está legalmente constituida, si está reconocida y regulada por el código de comercio, por tanto, perfectamente puede adquirir derechos y obligaciones, obligaciones que naturalmente debe cumplir y derechos que también puede exigir.

Algunas personas han llegado a considerar que no están obligadas a cumplir los compromisos que hayan adquirido con una sociedad de hecho, algo que es completamente equivocado.

Veamos lo que dice el código de comercio en su artículo 502:

“…Ningún tercero podrá alegar como acción o como excepción que la sociedad es de hecho para exonerarse del cumplimiento de sus obligaciones…”

Es claro entonces que no puede alegarse que una sociedad es de hecho o irregular para evitar cumplir con las obligaciones y compromisos adquiridos.

Así como la ley obliga a la sociedad de hecho o a sus socios a que cumplan con sus obligaciones, también le ofrece garantías para que sus derechos puedan ser exigidos.

La ley, por suerte ha previsto la mala fe que acompañan a ciertas personas que hacen negocios anticipando la decisión y la forma de evadir las obligaciones derivadas del negocio, como en este caso.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.