Las personas como determinantes del éxito empresarial

¿Qué entendemos como éxito empresarial?, ¿cuáles son los indicadores para determinar que una empresa tiene éxito?, cuando miramos hacia los 90’, vemos empresas a las que la gente les invertía dinero, los accionistas, eran empresas que no tenían en si ningún proyecto, solo por tener un gran portal web se hacían populares.  Fueron empresas en aquella época paradigmas de los éxitos que habían y a su lado quedaron empresas centenarias que no aparecían en los medios, con trabajadores, con esfuerzos y que no aparecían en ningún manual del éxito empresarial pero estaban ahí, y cuyos valores en activos eran muchísimo mayores, pero en aquella época el valor lo decía el mercado de las acciones, en aquella época primaba como indicador de éxito, el valor de cada acción que subía; se sabe ahora que esto es tremendamente manipulable y de aquella época vinieron todas las astucias contables para hacer crecer el valor de esas acciones, y por tanto hacer crecer el éxito de esas compañías.  Y también junto a ello, estaban las personas que eran incentivadas erróneamente para subir aún más ese valor, ¿cuántos empleados se perdieron en esos años?

Sin embargo el hombre es persistente, no se aprende de eso sino que para el año 2000 no satisfechos, se volvieron otra vez a crear compañías de éxito que hoy en día nadie las conoce y por tanto al final nos damos cuenta de una visión excesivamente cortoplacista orientada a maximizar el valor económico de las cosas unido a unos incentivos en donde se busca incrementar el egoísmo y a la final hace que todas esas empresas de éxito empresarial vayan decayendo.

Hay que sacar lecciones de lo vivido, evidentemente si esa destrucción de valor de empresas que en un principio crecieron y luego se hundieron fue fruto de determinadas personas cuyos valores éticos son cuestionables, es fruto del hambre por ganancia rápida, ingresos rápido; estas personas llevaron al fracaso, pero así mismo estas personas pudieron haber llevado al éxito.

Una empresa sirve para proporcionar soluciones, una demanda social de algo que cambia, pero no solamente está para dar servicios y productos, sino que debe interrelacionarse con otros factores, debe tener un comportamiento ético, responsable con proveedores, empleados, accionistas, entes financieros, como empresa hay que generar más que valor económico, las utilidades de fin de año no deberían ser el único sentir de la empresa, ésta además debe tener una función en la sociedad, y es la misma sociedad la que debe ponerla en su justa posición en los mercados accionarios.

La empresa tiene que generar valores intangibles, conocimientos, capacidades para adaptarse a los cambios, debe crear relaciones de confianza y esos intangibles se unen al flujo de dinero para enfrentar proyectos, esto es lo que hace el éxito en las empresas.

Son las personas las que impulsan el éxito, lo demás son maquinas, herramientas, procesos, estas cosas hacen eficiente un servicio, pero la eficiencia sola no es nada, tiene que ir unida en un marco que debe definirse por las empresas.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.