Las personas naturales no están obligadas a tener revisor fiscal

Las personas naturales no están obligadas a tener revisor fiscal, aun cuando sean comerciantes y sus ingresos y patrimonio superen los topes establecidos por la ley 43 de 1990.

En primer lugar, la obligación de tener revisor fiscal contenida en el código de comercio, es exclusivamente para las sociedades comerciales, esto es para las personas jurídicas, de modo que no se puede hacer extensiva para las personas naturales.

Igualmente, el artículo 13 de la ley 43 de 1990, también contempla la obligación de tener revisor únicamente a las sociedades comerciales que superen los topes allí expuestos, razón por la cual, por cuestión de ingresos o patrimonio, tampoco es obligatorio que las personas naturales tengan revisor fiscal.

Al respecto, la superintendencia de sociedades mediante oficio 220-039060 junio 10 de 2008-07-17 expuso lo siguiente:

(…)

Sobre el particular, es preciso traer a colación las normas que establecen la obligatoriedad de tener revisor fiscal:

Dispone el artículo 203 del Código de Comercio: “Deberán tener revisor fiscal:

1. Las sociedades por acciones.

2. Las sucursales de compañías extranjeras.

3. Las sociedades en las que, por ley o por los estatutos, la administración no corresponda a todos los socios, cuando así lo disponga cualquier número de socios excluidos de la administración que representen no menos del veinte por ciento del capital.”

A su turno señala el artículo 13 de la Ley 43 de 1990:

(…)

Parágrafo 2º. “Será obligatorio tener revisor fiscal en todas las sociedades comerciales, de cualquier naturaleza, cuyos activos brutos al 31 de diciembre del año inmediatamente anterior sean o excedan el equivalente de cinco mil salarios mínimos y/o cuyos ingresos brutos durante el año inmediatamente anterior sean o excedan al equivalente a tres mil salarios mínimos.”

De las disposiciones anteriores se desprende que la figura del revisor fiscal está concebida para las sucursales de compañías extranjeras y para las sociedades comerciales. En punto de estas últimas, resulta pertinente recordar que son aquellas que se forman por dos o mas personas que realizan unos aportes con el fin de repartirse entre sí las utilidades obtenidas en la empresa o actividad social, y que dichas sociedades una vez constituidas legalmente forman una persona jurídica distinta de los socios individualmente considerados (artículo 98 C.Co).

En este orden de ideas, y para dar respuesta a su consulta, se ha de concluir que la institución de la revisoría fiscal no está contemplada por el ordenamiento jurídico para personas naturales comerciantes, ya que estas no se equiparan a una sociedad persona jurídica ni a una sucursal de compañía extranjera. Dicho en otras palabras, las personas naturales que ejercen actividades de naturaleza comercial no están obligadas a tener revisor fiscal.

(…)

Así las cosas, por grande que sea el comerciante, por muchos negocios, ingresos y patrimonio que posea, mientras actúe como persona natural la ley no le obliga a tener revisor fiscal.

Es importante aclarar que si bien la persona natural no está obligada a tener revisor fiscal, sí es posible que esté obligada a tener contador público para efectos tributarios, en la medida en que esté obligada a llevar contabilidad, y posea un patrimonio o ingresos brutos, sean superiores a 100.000 Uvt.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.