Las personas naturales no obligadas a llevar contabilidad únicamente deberán tener en cuenta los ingresos efectivamente recibidos

Por

Dentro del ordenamiento tributario encontramos muchos aspectos regulados con base en los ingresos, como por ejemplo siendo requisito para no estar obligado a declarar el impuesto sobre la renta[1], determinadores de la renta líquida por el sistema ordinario[2] y de la renta gravable alternativa para calcular el IMAN e IMAS[3]; sin embargo es necesario recordar que las personas naturales no obligadas a llevar contabilidad únicamente deberán tener en cuenta los ingresos efectivamente recibidos en el año o periodo gravable 2013.

Lo anterior debido a lo señalado en el artículo 27 del Estatuto Tributario “Se entienden realizados los ingresos cuando se reciben efectivamente en dinero o en especie, en forma que equivalga legalmente a un pago, o cuando el derecho a exigirlos se extingue por cualquier otro modo legal distinto al pago, como en el caso de las compensaciones o confusiones...”.

En el mismo artículo en mención existen tres excepciones a la norma general de la realización de los ingresos a los efectivamente recibidos 1. Ingresos obtenidos por contribuyentes obligados a llevar contabilidad por el sistema de causación (realizados cuando se contabilicen), 2. Ingresos por concepto de dividendos y participaciones en utilidades (realizados cuando son abonados en cuenta en calidad de exigibles) y 3. Los ingresos por enajenación de bienes inmuebles (realizados en la fecha de la escritura).

Las únicas personas naturales obligadas a llevar contabilidad por el sistema de causación son las que realizan cualquiera de las actividades mercantiles del artículo 20 del Código de Comercio, porque adquieren la calidad de comerciante quienes por mandato del numeral 3 del artículo 19 del mismo ordenamiento están obligadas a llevar contabilidad y en consecuencia deberán aplicar la excepción de denunciar los ingresos causados en el año o periodo gravable 2013.

Mientras que las personas naturales cuya actividad económica no sea mercantil conforme al artículo 23 ibídem, no serán comerciantes ni estarán obligadas a llevar contabilidad, debiendo tener en cuenta únicamente los ingresos efectivamente recibidos.

[1] Que los ingresos brutos sean inferiores a 1.400 UVT ($37.577:000 año gravable 2013) Artículo 7 del Decreto 2972 de 2013

[2] Artículo 26 del Estatuto Tributario

[3] Artículo 333 y 339 ibídem

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.

¿Preocupado por su pensión? Manténgase Informado.