Ley de la oferta y la demanda frente al nivel de los salarios

Según el comportamiento de los salarios en los últimos tiempos, en este campo se cumple a la perfección la ley de la oferta y la demanda, puesto que en la medida en que la oferta de mano de obra aumenta, el valor real de los salarios disminuye.

Dice esta ley que a mayor oferta,  menos es el precio de lo ofertado, y que entre menor sea la oferta, su precio es mayor, algo que se cumple bastante bien tratándose del salario, sobre todo cuando la oferta de mano de obra es alta.

Quizás ningún otro producto o servicio cumpla tan fielmente esta ley. Ya hemos visto como el petróleo, el cemento y otros tantos productos, desafían la ley de la oferta y la demanda hasta el límite de la razón, hasta casi insultar la inteligencia.

Pero cuando se trata de los salarios de los trabajadores, allí si funciona la ley de la oferta y la demanda. Allí no se crea ningún factor que distorsione el mercado laboral, todo opera según los modelos matemáticos diseñados por los teóricos.

Y es que  tratándose de los salarios, existen dos elementos poderosos muy interesados que la ley de la oferta y la demanda se cumpla a cabalidad: empresarios y gobierno, mismos elementos que tratándose de los precios  bienes y servicios, no les conviene que se cumpla la ley de la oferta y la demanda, y en consecuencia, hacen todo lo posible por distorsionar el mercado hasta el punto de lograr un comportamiento determinado.

El libre mercado, supone que todo se debe dejar en manos de la ley de la oferta y la demanda, pero resulta que tanto gobiernos y empresarios, siempre están interviniendo para que esta no se cumpla, y en su lugar que actué a su favor, y a la vez intervienen para que esta ley sí se cumpla cuando se trata del valor de los salarios, que como ya se dijo, es el único sector de la economía en donde se cumple la dichosa ley.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.