Licencia de paternidad – Para que se cause el derecho al pago basta con que el padre haya cotizado 2 semanas previas al nacimiento

PROVEO S.A.S. demandó a Sanitas EPS S.A. ante la Superintendencia de Salud, en procura de que por esa vía se le ordenara a la accionada reembolsarle el valor de la prestación económica  derivada de la licencia de paternidad pagada al trabajador Jefferson Joel Quinto, por el nacimiento de su hijo el 15 de septiembre de 2015.

En su defensa Sánitas EPS  S.A. adujo que la negativa a dicho reconocimiento económico obedeció a que las cotizaciones efectuadas  no comprendieron el período mínimo que se requiere para ello, dado que la empresa PROVEO solo pagó los aportes correspondientes a 33 semanas contra un período de gestación de 39 semanas, por lo que no se cumple con el requisito de ley, en el que se exige que el padre debe acreditar haber cotizado durante todo el período de gestación.

En su estudio, la Superintendencia pudo establecer que el trabajador se vinculó a la empresa PROVEO el 13 de enero de 2015, lo cual, dijo el ente de control,  lo hace beneficiario de las prestaciones  económicas que incluye el régimen contributivo. También pudo comprobar que el hijo de Jefferson nació el 15 de septiembre de 2015, razón por la cual le fue validada la licencia de paternidad al trabajador por parte de Sanitas EPS (sin prestación económica), y así mismo fue concedida y cancelada por la empleadora.

Luego de hacer un recuento de la evolución legislativa que ha tenido la figura de la licencia de paternidad, la Superintendencia recordó que en el año 2011 se expidió la ley 1468 la cual modificó nuevamente el artículo 236 de C. S. del T., y constituyó un cambio importante respecto a la licencia de paternidad, apartándose por completo de la regulación que venía rigiendo para la licencia de maternidad, señalando como requisitos los siguientes:

  • Ser cotizando no pensionado.
  • Demostrar la cotización de las semanas previas al nacimiento.
  • Aportar el Registro Civil de Nacimiento dentro de los 30 días siguientes al nacimiento.

Pues bien, señala la Superintendencia que como la ley no determinó en forma expresa el período mínimo que debe ser cotizado por parte del padre, y por el contrario, establece el requisito de una forma abstracta y amplia al expresar “semanas previas”, a partir del año 2011 se estableció como requisito para acceder a la licencia de paternidad la cotización mínima de las 2 semanas previas al parto, sin que puedan admitirse interpretaciones soportadas en pronunciamientos judiciales que no se encuentran vigentes o en normas anteriores que regulan situaciones jurídicas diferentes”.

La Superintendencia ilustró la situación poniendo  a la vista lo que ocurre con las incapacidades médicas cuyo reconocimiento depende, por lo menos, de una cotización mínima al Sistema de las 4 semanas previas al período en que fue otorgada, según lo establece el artículo 3º del Decreto 047 de 2000. Y puso el siguiente ejemplo: “Una persona que ingresa por primera vez al sistema, o reporta novedad de ingreso en calidad de dependiente o independiente, con la cotización mínima de las 4 semanas anteriores, tiene derecho al pago de una incapacidad por 30 días.”

Y agregó que “el artículo 1º de la ley 1438 de 2011  resulta congruente con los parámetros de equilibrio financiero, por lo cual es absolutamente procedente el reconocimiento de una licencia de paternidad que corresponde a 8 días hábiles, por la cotización de las 2 semanas previas. Interpretación que además procura la protección efectiva de los recién nacidos.”

Como consecuencia de lo anterior la Superintendencia le ordenó a Sanitas EPS S.A. reembolsarle a la empleadora el valor de la licencia de paternidad generada en favor de Jefferson Joel Quinto.

(Ver sentencia S2017 -000147 del 13 de marzo de 2017) 

Adquiera la Guía Laboral 2017 con el 40% de descuento.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.