Limite de las deducciones no afecta los ingresos de la contraparte

Toda deducción implica un ingreso para la otra parte, y los límites de las deducciones de una parte no afectan el ingreso de la otra.

La legislación fiscal Colombiana contiene una serie de limitaciones que impiden al contribuyente que ha incurrido en ellas, deducirlas en un 100%.

Lo paradójico y quizás injusto del asunto, es que el ingreso generado por las deducciones limitadas debe ser declarado en un 100% por el otro contribuyente, por lo que el estado indudablemente tendrá un mayor beneficio. Por un lado, al rechazar unas deducciones, la renta gravable del contribuyente objeto del rechazo se incrementa, incrementando su impuesto de renta a pagar, y por el otro, el contribuyente beneficiario del ingreso, debe declarar la totalidad del ingreso, y tributar sobre la renta líquida resultante, sin que esta se vea afectada por el hecho de que el otro contribuyente debió tributar mas.

Un ejemplo de esta situación son los intereses que los prestamistas particulares cobran a sus clientes.

El contribuyente que paga los intereses, sólo podrá deducir los intereses hasta el límite autorizado por la Superintendencia financiera, en cambio, el contribuyente que los recibe, deberá declarar la totalidad de los intereses.

Igual sucede con los límites impuestos a los costos de los trabajadores independientes, o los gastos en publicidad de productos extranjeros que sean considerados como de alto nivel de contrabando, en donde se desconocerá los gastos que superen el 15% del total de las ventas generadas por la venta de esos productos, aunque estos se importen legalmente.

En este caso, la empresa de publicidad también deberá declarar el 100% de los ingresos por la publicidad contratada y que le ha sido rechazada el otro contribuyente.

Un caso contrario, pero que implica lo mismo, sucede con los intereses presuntivos por préstamos a socios, en los que se genera un ingreso presuntivo, pero a ese ingreso presuntivo no le corresponderá un costo o una deducción en el otro contribuyente.

Es por eso que en el caso de préstamos a socios se recomienda siempre pactar y pagar intereses reales, para que una parte lo pueda declarar como ingreso y la otra como costo o gasto.

En el caso de los límites impuestos a las deducciones, la limitación no es consecuencia de la aplicación de una sanción, por lo que podría resultar injusta. Cuando se trata de una sanción, la responsabilidad es del contribuyente, y en cierta forma, la sanción se aplica por voluntad del mismo que decidió en un momento dado realizar los hechos generadores de la sanción, pero ese no es el caso de los límites a las deducciones, en las que el contribuyente no se puede sustraer a la obligación de acatarlas, como si puede en el caso de las sanciones, por lo que el contribuyente no tendrá oportunidad de recuperar sus gastos aun en los casos en que estos hayan sido necesarios para poder generar la renta sobre la cual se debe tributar.

Prepare su declaración de renta online en 30 minutos sin errores. Hágalo en ImpuestoCorrecto.com

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.