Liquidación de revisión no puede contener glosas que no fueron planteadas en el requerimiento especial

Cuando la Dian profiera una liquidación oficial de revisión, no puede incluir en esa liquidación oficial glosas que no se plantearon en el requerimiento especial, por cuanto se afecta el derecho a la defesan del contribuyente al no tener oportunidad de controvertir esos nuevos hechos que le toman por sorpresa.

Cuando se profiere un requerimiento especial la Dian plantea todos los hechos que le cuestiona al contribuyente, y este tiene la oportunidad de controvertiros en la respuesta al requerimiento especial, de manera que si en la liquidación se plantean hechos nuevos, el contribuyente ya no tendrá la oportunidad que ofrece el requerimiento especial para controvertirlos.

La misma ley (artículo 711 del estatuto tributario)  contempla que la liquidación oficial solo puede referirse a los hechos que fueron planteados en el requerimiento especial. Consulte: Correspondencia entre el requerimiento especial y la liquidación de revisión.

Frente a este tema se pronunció la sección cuarta del Consejo de estado en sentencia 18902 del 23 de septiembre de 2013 con ponencia de la magistrada Martha Teresa Briceño de Valencia.

«Además, la sociedad no tuvo oportunidad de pronunciarse frente a la nueva liquidación con ocasión de la respuesta a la ampliación al requerimiento especial, lo que resulta violatorio del debido proceso y del artículo 708 del Estatuto Tributario, teniendo en cuenta que la norma prevé que la modificación del impuesto debe hacerse en la ampliación al requerimiento especial. A su vez, dado que los hechos en que se sustenta la liquidación de revisión no son congruentes con los planteados en el requerimiento especial, el acto demandado viola el principio de correspondencia previsto en el artículo 711 del Estatuto Tributario.»

El procedimiento que debe seguir la Dian cuando considera que en el requerimiento especial no incluyó todos los hechos que debía, no es otro que ampliar el requerimiento especial como lo afirma la misa sentencia:

«Tanto la nueva determinación del impuesto como los errores que se cometieron en el requerimiento especial solo podían expresarse mediante la ampliación al requerimiento especial, que es el trámite procedente por cuanto en el requerimiento se efectuó una propuesta de modificación del impuesto con base en factores sustancialmente distintos a los que finalmente tuvo en cuenta la DIAN para modificar la declaración privada…»

Es claro que si la Dian se equivocó en el requerimiento especial, o luego de proferido logró allegar nuevas pruebas para sustentar nuevos hechos o acusaciones, le camino es la ampliación del requerimiento especial siempre que esté en la oportunidad legal para ampliarlo.

Tampoco se puede proferir un nuevo requerimiento, como en algunos casos ha sucedido especialmente en las administraciones de impuestos territoriales donde se  suelen cometer errores de bulto.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.