Liquidación oficial de corrección aritmética no puede tratar asuntos de fondo

En una liquidación oficial de corrección aritmética la administración de impuestos no puede tratar aspectos de fondo, sino que se debe limitar a la corrección del error aritmético.

El error aritmético hace referencia al error de cálculo numérico en que se incurre al elaborar la declaración de renta.

Es el caso de una declaración de renta que arroja una renta líquida gravable de $10.000.000 y al aplicarle la tarifa del 33%, en lugar de escribir $3.300.000 se escribe $3.000.000.

Ese es el error que puede contener la liquidación oficial de corrección aritmética. Así lo ha reiterado la sección cuarta del Consejo de estado en reciente sentencia:

En numerosas oportunidades esta Corporación ha establecido  que la liquidación de corrección aritmética tiene como única finalidad corregir los errores resultantes de operaciones matemáticas y, en general, confusiones de orden numérico, que no alteran  de fondo los datos básicos de la declaración. También se ha considerado que mediante el procedimiento de corrección aritmética no pueden debatirse aspectos de fondo, pues, el sólo hecho de que la Administración tuviere que hacer planteamientos en relación con el origen y naturaleza de los valores declarados, implica que el error no era sólo aritmético, sino que se trataba de un asunto de fondo que no puede ventilarse mediante una liquidación de corrección aritmética.

En efecto, si bien el numeral 3º del artículo 697 del E. T. señala que se presenta error aritmético cuando al efectuar cualquier operación aritmética resulte un valor equivocado que implique un menor valor a pagar por concepto de impuestos, anticipos o retenciones a cargo del declarante, o un mayor saldo a su favor para compensar o devolver, debe partirse del supuesto de que hay una operación aritmética mal calculada, en primer lugar, y que ésta arroja como resultado un menor valor a pagar o el mayor saldo a favor, en segundo. Si no se dan ambas condiciones no se configura ninguna de las causales de error aritmético. Por lo tanto, la Administración debe establecer ambos presupuestos para proceder a corregir el yerro por medio de la liquidación de corrección aritmética [Sentencia de junio 10 de 2010, expediente 16817].

Por ejemplo, en la liquidación de corrección aritmética, la Dian no puede cuestionar los costos o deducciones declarados. Puede que el contribuyente hay incluido datos inexactos en la declaración, y aunque la Dian los advierta, no puede incluirlos en la liquidación de corrección aritmética.

Si la Dian encuentra que además del error aritmético el contribuyente omitió ingresos o incluyó costos o deducciones inexistentes o no procedentes, tiene que abrir un proceso distinto, ya que la corrección aritmética opera exclusivamente para los errores aritméticos. Para los errores de fondo debe proferirse un requerimiento especial.

Prepare su declaración de renta online en 30 minutos sin errores. Hágalo en ImpuestoCorrecto.com

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.