Los bancos también utilizan el fraccionamiento de operaciones para ser más eficientes

El fraccionamiento de operaciones es una estrategia que algunos contribuyentes utilizan para evitar la retención en la fuente, estrategia que los bancos también utilizan para cobrar más a sus clientes.

Los bancos cobran por cada operación que realice su cliente, como es el caso del retiro de dinero de los cajeros automáticos. Y el banco, para ser más eficiente en su negocio, por lo general no permite que una persona pueda retirar más de $400.000, de modo que si el usuario necesita retirar $1.000.000, tendrá que hacer uso del cajero automático tres veces, por lo que el banco le cobrará tres veces.

Y cuando se trata de avances con la tarjeta de crédito, el asunto es más crítico por cuanto cada avance es mucho más costoso, pudiendo llegar a $5.000 o $6.000, de modo que por hacer un avance con tarjeta de crédito  por $1.000.0000, el banco le cobrará a su cliente la suma de por lo menos $15.000. Luego hay que tener en cuenta el 4x1.000 y la cuota de manejo fija por la tarjeta. Y eso sin contar los elevados intereses que siempre están al límite de la usura.

Este tipo de estrategias parecen pasar desapercibidas ente el público y ante las entidades de regulación, una estrategia claramente mañosa que busca sacarle al cliente la mayor cantidad de dinero posible.

Que los servicios financieros se hayan convertido en un servicio de pago, es a estas alturas aceptable, pero que le cobren  dos y tres veces por una misma operación, es algo que raya en el abuso, en el atropello de los intereses del cliente.

El banco, con ese tipo de estrategias busca ser más eficiente, no para prestar sus servicios al cliente, sino más eficientes en su propósito de lucrarse.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.