¿Los costos de la Mermelada?

En el 2016 Colombia se enfrenta a una crisis económica porque simplemente el gobierno no tiene recursos y los buscará en nuestros bolsillos donde no hallará mucho porque desde hace rato estamos en déficit comercial, por cuanto es más lo que importamos que lo que exportamos, o dicho de otra forma, es más lo que nos comemos que lo que producimos, y esa diferencia la cubrimos con deuda, una deuda que se creció enormemente en la época de la mermelada.

El presidente de la mermelada recibió el país con un endeudamiento externo de aproximadamente un 20% del PIB y a hoy ese endeudamiento llega a casi el 38% del PIB, lo que quiere decir más o menos que en el actual gobierno el país se endeudó tanto hasta casi duplicar la deuda. Un solo presidente adquirió tanta deuda como la adquirida por los presidentes que ha habido en casi 200 años de historia, una exageración si lo miramos así en términos absolutos, pero los números nos indican esa perturbadora realidad.

¿Cómo es que adquirimos tanta deuda? ¿Qué hicimos con toda esa plata que nos prestaron? ¿Cómo vamos a pagar esa plata?

En 5 años prestamos tanta planta como en los 100 años anteriores y no se ve en qué se invirtió. El país sigue sin carreteras decentes, con apenas hospitales, colegios y  universidades. Nos gastamos la plata de varias generaciones y no quedó ninguna obra importante que jalone la economía del país. No hay nada qué mostrar.

Ahora nos viene una lluvia de impuestos para pagar los intereses de esa deuda y mantener los privilegios de políticos y funcionarios públicos que a pesar de la crisis no se bajan del burro, y  la deuda nunca la pagaremos, sino que nos endeudaremos más y más porque el gobierno ha convertido el presupuesto  público en plata de bolsillo que se gasta sin control y sin planeación, donde sólo importan los réditos políticos más no los sociales ni macroeconómicos.

La plata que este gobierno se ha gastado entre sus amigos políticos, llámese alcaldes, gobernadores, senadores y  contratistas particulares ha sido infinita, y no hay una obra importante para mostrar.

Todo lo que hicieron fue pavimentar 20 kilómetros aquí y otros 20 kilómetros pero 150 kilómetros más adelante. Donde quiera que hay un amigo del presidente se pavimenta un pedazo de vía y donde no hay amigos no hay ni vía ni doble calzada, y así es como nos gastamos la plata, haciendo contraticos por aquí y por allá pero sin construir una sola obra de envergadura que mejore la productividad del país.

Este gobierno que vivió la bonanza de los ingresos petroleros y mineros en general,  no invirtió nada, todo lo malgastó y se lo robó, por lo que ahora no tenemos infraestructura ni logística para producir,  crecer y pagar la fiesta. Nos esperan días oscuros.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.