Los costos económicos de la ineficiencia administrativa

La burocracia y la vagancia administrativa no se detienen a evaluar el enorme costo económico que implica para el país la ineficiencia administrativa, tanto en el sector privado como en el público.

La última muestra de ello la ha dado la amenaza que las navieras han hecho en el sentido de no volver al puerto de Buenaventura por la demora en los proceso de revisión y nacionalización de mercancías.

Es lamentable y hasta vergonzoso que el principal puerto colombiano del pacifico tenga problemas administrativos tan serios, a tal punto de que las principales empresas de transporte marítimo están a punto de vetarlo por ineficientes.

El costo de esa ineficiencia no es sólo para las empresas de transporte, sino para los empresarios, para el mismo puerto, y principalmente para el país que envía una señal muy negativa a los inversionistas extranjeros.

No basta con que el país tenga una pésima estructura logística, pocas y malas carreteras, costosos peajes, enormes trámites sino que el destino principal opera pésimamente, por debajo del nivel tolerable.

Y lo más preocupante de esto es que ni las autoridades, ni los gremios ni la sociedad reaccionan. Pareciera que hemos aceptado como inevitable nuestra incapacidad, incompetencia e ineficiencia, y nos hemos resignado a ser perdedores.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.