Los efectos que la emergencia social tendrá en la práctica

Mucho se ha hablado de la emergencia social pero poco se ha dicho sobre los efectos que en la práctica tendrá una reforma que ha llevado a muchos a la angustia.

Bien, un usuario de Gerencie.com que se identifica como “Fercho”, en nuestro sistema de comentarios ha publicado una opinión sobre lo que era y lo que será antes y después de la emergencia  social, opinión que nos parece importante compartir con todos los usuarios puesto que ilustra de manera sencilla las posibles consecuencias que tendremos que afrontar como usuarios del sistema de salud:

“…Soy de la opinión que esa reforma se hizo de manera improvisada e irresponsable. Es cierto que había aspectos que tenían que rediseñarse, ajustarse o modificarse, pero eso ameritaba estudio, diálogo, concertación, etc. La prueba de que la reforma no fue bien pensada y estructurada está en los “reversazos” que ha tenido que dar el gobierno.

Tenemos razón los colombianos de estar preocupados con los cambios introducidos por el gobierno a la salud. La reforma eliminó la posibilidad de hacer uso de la tutela para que se nos suministre un medicamento o se nos realice un tratamiento no incluido en el POS.

Veamos la siguiente situación – Antes de la reforma: el paciente iba al médico y este consideraba que los medicamentos o los tratamientos que contiene el POS no eran los idóneos para el caso, Entonces se salía de ese escenario y le recetaba lo que a su juicio era menester. El paciente iba a la EPS y ésta se negaba a suministrarle lo indicado por el médico y mandaba al enfermo a que pusiera una tutela. El juez le ordenabas a la EPS entregarle o practicarle al paciente lo ordenado por el médico. La EPS atendía la orden y luego le cobraba al Fosyga (Cuenta de administración de recursos para el subsidio y promoción de la salud y del seguro de riesgos catastróficos y accidentes de tránsito.). Según el Fosyga (que depende del Ministerio de la Protección Social), las EPS y las IPS cobraban sumas superiores a las reales. Según las IPS, el Fosyga se demoraba muchísimo en pagarles. El gobierno se queja de que los recursos que debe aplicar para sostener el sistema son inmensos y desproporcionados.

Con la reforma: el paciente va al médico, éste considera que los medicamentos y tratamientos incluidos en el POS no son idóneos para el caso. Como lo sancionan si se sale del POS no le ordena lo que el paciente necesita sino los genéricos baratos que están en el POS. El paciente no podría instaurar una tutela para que se le suministre lo que requiere porque no tiene la fámula del médico y sin ésta el juez no puede hacer nada. Total: se acabó la tutela para estos casos.

Al paciente le quedan dos caminos: pagarlos de su bolsillo o esperar a que la enfermedad lo mate. Los ricos podrán comprarlos, los pobres no. Quienes se morirán?

Como puede verse, el problema no se resolvió ampliando el POS, estableciendo nuevos y mejores controles, direccionando más recursos, dinamizando los procedimientos, etc. No, se buscó el atajo más fácil, más barato. Pero más perverso y cruel…”.

Llama la atención en lo que tiene que ver con la acción de tutela como herramienta para acceder a medicamentes y procedimientos no incluidos en el POS, puesto que si bien la figura de la acción de tutela no fue eliminada por la reforma en la salud y por tanto sigue vigente [algo en lo que el ministro y el presidente han insistido], por las razones que expone Fercho, resulta inocua esta figura que hasta el día de hoy ha salvado muchas vidas, pero que en el futuro tal vez no lo haga más, o lo haga en una menor proporción.

Conozca nuestra Guía Laboral 2017

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.