Los gastos de representación no aplican para todos los empleados

Los gastos de representación no se pueden utilizar para remunerar a todos los trabajadores, puesto que sólo aplica a los que actúan en representación de la empresa, del empleador.

Los gastos de representación son utilizados de forma incorrecta por algunas empresas para remunerar a sus trabajadores. Claro que esa utilización incorrecta no se debe a  una interpretación equivocada de la norma o por desconocimiento de la misma, sino como una estrategia para evadir ciertas cargas laborales.

Resulta que por expresa disposición del artículo 130 del código sustantivo del trabajo, los gastos de representación no constituyen salario.

Bien sabemos que cuando un pago no constituye salario, no entra a formar parte del ingreso base de cotización para seguridad social, aportes parafiscales e incluso para el cálculo de las prestaciones sociales, de suerte que algunos empleadores hacen lo posible por hacer pasar ciertos pagos como no constitutivos de salario. El ahorro en gastos laborales resulta ser muy representativo.

Pero en el caso de los gastos de representación, sólo se pueden utilizar en los trabajadores que de alguna forma representan a la empresa, que actúan en nombre de ella, que la comprometen o la obliguen.

Por ejemplo, no se puede suponer que un trabajador cuyas labores son netamente operativas pueda ser considerado como un representante de la empresa y en consecuencia asignarle una remuneración bajo el concepto de gastos de representación. Hacerlo indudablemente supone la intención del empleador de evitarse ciertas cargas laborales de forma fraudulenta.

Básicamente los gastos de representación solo aplican para directivos de la empresa, no para sus empleaos operativos o administrativos.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.