Los gobiernos deciden diferente según el caído sea la bolsa o el empleo

Varios países ricos han tenido serios problemas de caída de empleos y de su bolsa de valores, y cada uno ha reaccionado de la misma forma si es que lo que se cae es el empleo o la bolsa.

Cuando la bolsa cae por encima del 5%, todo el mundo se alarma y el estado sale con su mano protectora a repartir ayuda a bancos e inversionistas para evitar que la bolsa sigua cayendo.

Pero si es el empleo el que se cae, ya sea un 5%, un 10%, un 15% o un 20% como el caso de España, los gobiernos no hacen nada, absolutamente nada.

Para los gobiernos es indiferente que un millón o hasta 5 millones de personas esté en la calle, sin empleo, sin con que  alimentarse ni con qué procurarse una vivienda. Eso no es importante. Pero si es importante cuando un puñado de especuladores pierden más de un 5% de su riqueza; eso es un acontecimiento que amerita que el estado, o sea todos, incluidos los desempleados, tengan que echarse la mano al bolsillo para evitar que ese puñado de apostadores económicos pierdan su capital.

Y no hay excepción. Lo hizo Colombia a finales de la década del 90 [¿recuerdan el origen del gravamen a los movimientos financieros que fue temporal y no es permanente?]. Lo hizo Estados unidos a finales del 2008. Lo hizo Grecia hace unas semanas. Lo hizo España hace sólo unos días. Lo hizo Argentina a comienzos de los años 2.000.

Todos lo hacen y todos lo harán cuantas veces sea necesario, y sin embargo, la ciudadanía parece que no se interesa sobre esos temas;  ni siquiera se cuestiona. No se pregunta por qué estando desempleado tiene que pagar más Iva, o un 4x1.000 cada vez que utiliza su cuenta bancaria.

Quizás la sociedad no tiene  la suficiente formación económica  y financiera que le permita reflexionar sobre realidades que cuando son conscientes, pueden resultar incómodas. Y tal vez por eso los países menos educados paradójicamente tienen un mayor índice de felicidad, pues parece ser que el refrán resultó ser cierto: más vale burro despreocupado que sabio desesperado.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.