Los griegos han entendido que el cuento alemán de la austeridad para salvar los bancos no promete nada

Grecia ha sido la primera y gran víctima del neoliberalismo, de la economía financiera, de la especulación y expoliación de mando de los grandes capitales, y la solución que les impuso el FMI y Alemania como cabeza de la zona euro, fue más austeridad, eso es recortar servicios de sanidad, de educación, de infraestructura, y todo aquello que lleva a una ruina asegurada, pero esta vez la población se ha parado en la raya y ha dicho no más.

Por lo menos es lo que puede interpretarse del resultado de las elecciones del fin des emana pasado, donde los partidos mayoritarios, esos que llevaron al país al desastre y sumieron a la población en la pobreza, recibieron una gran patada sufriendo debacles que van desde el 15% hasta el 30%, llevándolos a perder el control del gobierno.

Los griegos han enviado un mensaje claro que no están de acuerdo con las políticas de austeridad que arruinan al ciudadano común con el objetivo de salvar el capital de inversionistas y especuladores, la gran mayoría de origen alemán, país que más ha presionado para que los griegos se aprieten aun mas el cinturón y así logren pagar a sus especuladores financieros.

Y es que la política de austeridad impuesta por Alemania y el FMI, desde que se implementó al saltar la crisis en 2008-2009, no ha logrado un solo resultado positivo y en cambio consiguió que el PIB griego bajara un 20%, y que el salario mínimo bajara de 800 a 568 euros, cifras que habla por sí solas dan cuenta de lo ineficaces y nefastas que resultan las recetas el FMI y demás socios financieros, harto conocidas por aquí, algo que cualquiera con dos dedos de frente es capaz de advertir, pero que inexplicablemente el club de dueños de los mercados financieros no parecen darse por enterados.

Y no sólo han sido los griegos quienes han hablado duro y claro contra las políticas de austeridad auspiciadas por los banqueros ricos y poderosos. Fueron también los franceses, quienes derrotaron a Sarkozy, uno de los grandes defensores de la austeridad y de los intereses de los mercados financieros por encima de la economía real y del bienestar de la población.

Es que algunos pueblos no están contentos con lo que hacen algunos gobiernos como el español, donde han cerrado hospitales, escuelas, despedido médicos y profesores para horrar dinero que luego regalan a los grandes bancos, como el por ahora sonado Bankia, cuyo director, hijo de un banquero, y hermano de un banquero que estuvieron en la cárcel por delitos financieros, ha dimitido luego de llevar el banco a la ruina en un tiempo record, y por supuesto impunemente.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.