¿Los médicos también tienen responsabilidad en esta crisis?

La reforma a la salud realizada en ocasión a la emergencia social ha desatado muchas críticas, algunas hechas por este medio, donde se ha realizado un interesante debate en el que un usuario ha puesto en el tapete la posible responsabilidad de algunos médicos en el problema que aqueja al sistema de salud.

En nuestro sistema de comentarios, Arturo Betancourt Hoyos, ha expuesto una situación que nos ha parecido de suma importancia, razón por la que la hemos rescatado de nuestro sistema de comentarios para que pueda ser consultada por un mayor número de personas, enriqueciendo así el debate que se desarrolla en torno a un aspecto que nos toca a todos.

Ha dicho Arturo Betancourt Hoyos:

“Se hace necesario revisar todo el sistema, es decir, todas las partes; porque lo que ha reglamentado el Gobierno es los recobros al Fosyga, no la prestación de los servicios de salud, los cuales continuarán como están reglamentados hasta hoy.

Por mi experiencia profesional al interior de EPS’s e IPS’s, sé que el gremio médico, que es al que van a multar, se ha caracterizado por:

1) Desconocer la Ley 100 de 1993 (tanto que hasta caen en elusión porque sus aportes a la seguridad social no corresponden a sus ingresos);

2) Seguir fielmente los incentivos, regalos y bonificaciones de los Laboratorios Farmacéuticos por formular medicamentos fuera del POS y por colocar dispositivos médicos, aún en órganos sanos;

3) No les importa la eficiencia o la excelencia operativa (es la única forma en que se podrán materializar los derechos colectivos, los cuales siempre están en expectativa);

4) Sus anotaciones en la Historia Clínica dejan mucho que desear, de tal forma que nosotros como pacientes no podemos hacer uso del recurso o de la acción de responsabilidad civil, porque no tenemos pruebas;

5) Mal llamada solidaridad de cuerpo, porque no denuncian el error cometido por un colega;

6) Muchos tratamientos que prescriben es para que les autoricen las cirugías que sólo ellos pueden hacer (esto es como generar autotrabajo y causar sus honorarios);

7) Colaboran con el desangre del sistema, por ejemplo, ante un herido en accidente de tránsito, no lo sueltan hasta que no se haya agotado los fondos del SOAT, a veces sin solucionar la situación al paciente;

8 ) Se quejan del volumen de trabajo, pero no dudan un instante en comprometerse profesionalmente, para estar en dos o tres IPS’s a la vez, de tal manera que no pueden estar en ninguna reunión de tipo administrativo porque no tiene tiempo, entonces, cómo mejorar, si ellos no participan?;

9) Les parece insuficiente los 20 minutos asignados por paciente, pero abrevian las consultas para cumplir sus múltiples compromisos;

10) Les parece que llegan muchos pacientes a urgencias, pero parten el turno para estar en el cuarto médico o para dormir, presionando el número de médicos real que debe estar en el servicio; … etc, … etc, … y tal vez muchas experiencias más que pueden compartir otros lectores. Yo quisiera, que elevaramos nuestra protesta pero sin distractores de reelección o de determinado funcionario, porque no he visto pronunciamiento sobre lo que padecemos la mayoría, y es que los servicios de baja y mediana complejidad, aquellos que no tienen recobros al FOSYGA, deben mejorar sustancialmente, y hacer frente común para que se cumpla a cabalidad la abundante normativa al respecto. Gracias por iniciar el debate”.

Adquiera la Guía Laboral 2017 con el 40% de descuento.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

2 Opiniones
  1. Dora dice:

    Que tristeza saber que se tiran la bola de un lado al otro, y al final los usuarios somos los que terminamos pagando los platos rotos, el mal servicio de EPS, IPS, Médicos, enfermeras etc…

  2. Luz dice:

    Pueden tener razón todos y ninguno. Soy médica y no he trabajado con el sistema de salud porque no me parece ético, pero mi situación no es adaptable a cualquier profesional pues tengo años de ejercicio, orgullosamente muy digno y competente y no dependo de un empleo.
    Comprendo a los pacientes y a los profesionales porque el sistema financiero, dueño de todas las conciencias, sólo se ocupa de sus arcas y compra conciencias de legisladores para que no se cambie esta aberración. La salud no es negocio. Nos enseñaron que la rentabilidad de la salud es el bienestar. Hoy un joven termina su carrera y, como suele suceder tiene deudas y obligaciones que cubrir, entonces se emplea con una EPS o con un intermediario.
    Una de las cosas que empieza a frustrarlo es que lo que aprendió no sirve: si considera necesario un examen para afinar el diagnóstico, el auditor no lo autoriza, si cree mejor un medicamento, tiene que acomodarse con el que hay en el POS, si requiere una interconsulta a un especialista determinado, teme que le envíen la carta de la cual me han hablado muchos colegas: “Usted, en este mes, ha solicitado tantos exámenes, ha referido tantos pacientes, ha formulado x x medicamentos no POS, por lo tanto su desempeño no es adecuado para la EPS y le invitamos a mejorar con el fin de mantener su contrato”. Eso es desmotivador También hay profesionales que sufren porque ven llegar un paciente a urgencias, pero “no aparece en el sistema” y no lo pueden ayudar porque les dicen que si lo hacen es a su costa.
    Uno de los retornos y gratificaciones del ejercicio médico es ver la mejoría de su paciente y sentir que su diagnóstico y tratamiento fueron acertados. Eso no siempre se da ahora, por las limitaciones dichas, y porque no siempre el paciente tiene cita con quien lo atendió, si no es que el contrato con el médico o con la cooperativa, se acabó y a veces sin recibir su pago al día.
    Creo que se ha perdido la mística pero tal vez me hubiera sucedido lo mismo, trabajando en esas condiciones.
    Para completar, el sistema judicial es corrupto y en casos de demandas por mala atención – sea la EPS, la IPS o el profesional, realmente culpable, si el demandado tiene poder económico, sale absuelto, aun con razones absurdas, como me consta en algún caso en contra de un hospital de Medellín.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.