Los países más pobres serán los más afectados por la actual crisis financiera

La actual crisis financiera no ha respetado ni siquiera a los mercados más poderosos del planeta, por lo que es de esperar que tampoco lo hará con los mercados más débiles como es el caso de las economías emergentes y los países del tercer mundo.

Sin entrar a profundizar sobre las causas y consecuencias de esta gran crisis, con meridiana claridad se puede anticipar que los países emergentes y los del tercer mundo, a pesar de que aún no han sentido el fuerte de la crisis, terminarán siendo los más afectados.

Con los países ricos en crisis, el consumo de estos se disminuirá, y la consecuencia inmediata a la reducción del consumo de estos grandes del planeta, es la disminución de los precios de las materias primas. De hecho, el precio del petróleo está en el nivel más bajo del presente año, precisamente como consecuencia de la actual crisis estadounidense.

Los países emergentes se han caracterizado por ser productores de materias primas, y si están bajan de precio, sus economías se irán a pique, pues no se tienen actividades alternativas que puedan suplir la caída de su principal fuente de riqueza.

Cuando el PIB de un país está adecuadamente distribuido entre la producción de materias primas, la industria y los servicios, la caída de uno de ellos no arrastra a toda le economía, pero en el caso de los países emergentes y los del tercer mundo, su PIB depende en gran medida de las materias primas, y por mucho que produzcan, al desplomarse los precios internacionales, la economía  en general se verá seriamente resentida.

De momento, y si se cumplen las previsiones de algunos expertos, los países más afectados por esta crisis serán los productores de petróleo, puesto que se estima que durante lo que resta del 2008 y todo el 2009, el precio internacional del crudo rondará por los USD90, precio muy inferior a los 140 que se tenía en los últimos tiempos.

Preocupa por ejemplo en el caso de Colombia, que el presupuesto nacional para el año 2009 ya fue aprobado, y en su momento, se proyectaron unos ingresos sobre petróleo a buenos precios, lo que sin duda causará serios problemas fiscales en el próximo año; y esto sin contar la reducción de los ingresos tributarios como consecuencia de la disminución de la productividad de las empresas, que están viendo como el consumo de la población se disminuye severamente.

Si la crisis no se conjura, si no se toman las medidas adecuadas, tendremos un futuro cercano muy difícil.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.