Los riesgos de no asistir a una asamblea general de copropietarios en la propiedad horizontal

En los conjuntos cerrados y edificios sometidos al régimen de propiedad horizontal la inasistencia de los copropietarios es una fuente de conflicto por cuanto luego los ausentes empiezan a cuestionar lo aprobado en la asamblea, lo que genera rumores, malos entendidos y hasta enemistades.

Recordemos lo que el inciso tercero del artículo 37 de la ley 675 del 2001 sobre la obligatoriedad de las decisiones que se toman en la asamblea general de copropietarios:

Las decisiones adoptadas de acuerdo con las normas legales y reglamentarias, son de obligatorio cumplimiento para todos los propietarios, inclusive para los ausentes o disidentes, para el administrador y demás órganos, y en lo pertinente para los usuarios y ocupantes del edificio o conjunto.

De modo que al no ir a una asamblea estamos permitiendo que los otros decidan por nosotros y además tengamos que acatar sus decisiones sin reproches.

Pero hay un asunto más delicado cuando la ausencia de los copropietarios lleva a que no se pueda realizar la asamblea por falta de quórum.

Si se cita una reunión o asamblea, sea ordinaria o extraordinaria, y no se puede realizar por falta de quórum, se aplica lo dispuesto por el artículo 41 de la ley 675 de 2001:

Reuniones de segunda convocatoria. Si convocada la asamblea general de propietarios, no puede sesionar por falta de quórum, se convocará a una nueva reunión que se realizará el tercer día hábil siguiente al de la convocatoria inicial, a las ocho pasado meridiano (8:00 p.m.), sin perjuicio de lo dispuesto en el reglamento de propiedad horizontal, la cual sesionará y decidirá válidamente con un número plural de propietarios, cualquiera que sea el porcentaje de coeficientes representados. En todo caso, en la convocatoria prevista en el artículo anterior deberá dejarse constancia de lo establecido en el presente artículo.

Aquí se puede dar el supuesto en que con dos copropietarios se pueda sesionar, pues la norma sólo exige un número plural de propietarios, y es número es 2  o más, y ello es tan importante (y grave se puede decir), que la misma ley obliga a que cuando se cite a una asamblea por primera vez se advierta a los copropietarios de las consecuencias de que no se pueda sesionar por falta de quórum, de manera que el ausente tenga conciencia que es posible que incluso 2 personas puedan decidir por él.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

Una opinión
  1. Rodrigo dice:

    En algunas copropiedades acostumbran a entregar junto con la convocatoria a la Asamblea un poder para que alguien asista en su nombre. Esta práctica la considero reprochable, pues es invitar a la inasistencia y completar el quorum con unas pocas personas que asisten con docenas de poderes inclusive.
    Para una gestión transparente se requiere lo contrario, que asista la mayor cantidad de propietarios posible. Para esto es importante hacer de la asamblea lo mas concreta posible. Esto requiere un Presidente que sea un hábil moderador; que no permita que se desvíe la asamblea y respete los tiempos para debate de tal manera que controle los oradores que se extienden por prolongados períodos para exponer su punto de vista. Es necesario motivar no solo la asistencia, sino evitar la deserción durante la asamblea que a veces es mas dañina que la misma inasistencia. propiedadh@proycinco.com

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.