Maestros pueden recibir pensión y salario, pensión de vejez y pensión gracia, pero no pensión de vejez y pensión de invalidez

Por

Los maestros o docentes pueden recibir al mismo tiempo pensión y salario, pensión de vejez y pensión de gracia, pero no pensión de vejez y pensión de invalidez.

La señora La señora Dora Albina Torres de Ávila presentó demanda ante la jurisdicción de lo contencioso administrativo, con el fin de que se declarara la nulidad de la Resolución expedida por la Secretaría de Educación de Bogotá, Fondo Nacional de Prestaciones Sociales del Magisterio, por la cual se le negó el reconocimiento y pago de la pensión ordinaria de jubilación.

A título de restablecimiento del derecho solicitó:

  1. Que se condenara a la entidad demandada a pagarle el valor de las mesadas pensionales y adicionales con los respectivos reajustes de ley, desde la fecha en que debió efectuarse el reconocimiento pretendido.
  2. Que se declarara que el pago de la pensión de jubilación es compatible con la de invalidez;
  3. Que las sumas adeudadas fueran indexadas, tal como lo dispone el artículo 187 de la Ley 1437 del 2011;
  4. Que se diera cumplimiento a la sentencia en los términos previstos en el artículo 192 ibidem; y
  5. Que se condenara en costas a la entidad demandada

Como soporte de sus pretensiones relacionó los siguientes hechos:

  1. Que laboró al servicio de la educación oficial en el Distrito Capital por más de 20 años, afiliada al Fondo Nacional de Prestaciones Sociales del Magisterio (FONPREMAG).
  2. Que con Resolución (…) del 24 de noviembre de 2005 la Secretaría de Educación de Bogota, Fondo Nacional de Prestaciones Sociales del Magisterio, le reconoció y ordenó el pago de la pensión de invalidez, a partir del 16 de agosto de 2005.
  3. Que por haber cumplido los requisitos establecidos en la Ley 91 de 1989 y demás normas concordantes, solicitó el reconocimiento de la pensión ordinaria de jubilación.
  4. Que su petición fue negada por la mencionada entidad.

Adujo que el acto acusado desconoce su condición de docente beneficiaria de un régimen especial que le permite acceder a la pensión de jubilación aun cuando esté percibiendo la de invalidez, pues se trata de dos prestaciones diferentes y claramente compatibles: la de jubilación que se reconoce por cumplir 20 años de servicio en el magisterio y tener 55 años de edad, y la de invalidez como consecuencia de la pérdida de capacidad laboral por enfermedad profesional debidamente acreditada.

La demandada no contestó la demanda.

El Tribunal Administrativo de Cundinamarca, Sección Segunda, Subsección B, mediante sentencia del 30 de junio de 2015 negó las súplicas de la demanda tras considerar que las pensiones de invalidez y de jubilación son incompatibles; y que si bien tienen su origen en riesgos diferentes la finalidad es la misma, esto es, proporcionarle a la persona lo necesario para subsistir. Aclaro, sin embargo, que la ley le otorga al interesado la posibilidad de escoger la que considere más favorable.

Finalmente agregó que el artículo 128 de la Constitución Política prohíbe que una persona devengue más de una asignación que provenga del tesoro público.

La parte demandante apeló la sentencia solicitando su revocatoria y que en su lugar  se acceda a las pretensiones.

Alegó básicamente que no es cierto que exista incompatibilidad entre las pensiones de invalidez y jubilación, toda vez que provienen de distintas causas, están destinadas a cubrir un riesgo diferente y son pagadas por distintas entidades.

Reiteró que la entidad demandada desconoció que los docentes cuentan con un régimen especial que les permite devengar más de una pensión de manera simultánea, en este caso la pensión de invalidez y la de vejez.

En apoyo de sus pretensiones citó las sentencias de la Corte Suprema de Justicia del 1 de diciembre del 2009 y del 13 de febrero de 2013, en las cuales esa Corporación sostuvo que la pensión de invalidez causada en un accidente de trabajo o una enfermedad profesional es compatible con la pensión de jubilación, pues protegen dos riesgos distintos,  a saber: la pérdida de la capacidad laboral y el paso inexorable de los años.

Y reiteró que la prohibición del artículo 128 de la Constitución Política de recibir más de una asignación que provenga del tesoro público, se refiere a la vinculación en dos o más empleos de manera simultánea, situación ajena al asunto aquí controvertido.

Al resolver el recurso de apelación el Consejo de Estado confirmó la sentencia impugnada. Y en sustento de su decisión hizo, entre otras,  las siguientes consideraciones:

«Conforme a la reiterada jurisprudencia del Consejo de Estado y con base en los Decretos 3135 de 1968 y 1848 de 1969, aplicables a la demandante por haberse vinculado antes de la vigencia de la Ley 812 de 2003, las pensiones de invalidez y jubilación son incompatibles por cuanto se trata de prestaciones ordinarias que provienen de la misma causa y se encuentran a cargo de la misma entidad.”

(…)

Y frente a lo alegado por la demandante, respecto de las sentencias proferidas por la Corte Suprema de Justicia, en las cuales se admite la posibilidad de percibir simultáneamente la pensión de jubilación y la de invalidez, esta Subsección determinó que no es procedente aplicar el criterio desarrollado por dicha corporación, toda vez que se trata de contextos fácticos y jurídicos distintos, en la medida en que las pensiones pretendidas en los asuntos que han sido objeto de examen por esta Sala provienen de una misma causa, esto es, los aportes pensionales efectuados por los demandantes al sistema general de seguridad social por su relación laboral docente; además estas prestaciones se encuentran a cargo de una misma entidad, esto es, el Fondo Nacional de Prestaciones Sociales del Magisterio.

 

Sumado a lo anterior, no existe norma que consagre expresamente la compatibilidad entre las pensiones de invalidez y de jubilación, por el contrario, los Decretos 3135 de 1968 y 1848 de 1969 la prohíben de manera expresa.»

 (Quien dese conocer más detalles sobre el tema puede consultar la sentencia identificada con radicación 25000-23-42-000-2014-00994-01 (4847-15) del 8 de febrero de 2018 – C. P. Rafael Francisco Suárez Vargas, publicada por Legismovil)

Conozca nuestra Guía Laboral 2018

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

Una opinión
  1. porfirio riveros Dice:

    Gracias por la cita de la demanda frente a compatibilidad de invalidéz y jubilación para docentes.

    Hay otros temas en la demanda que vale la pena incluir.

    Entre otros la obligatoriedad de tener que ser afiliados a un régimen de riesgos laborales para que la contingencia de la discapacidad por enfermedad laboral o A.T. la asuma dicha administradora.

    La discusión no se agotó con la Sentencia del C. de Edo.

    Sigo insistiendo.

    Mil gracias.

    Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.