Mano de obra barata no es suficiente para llamar inversión extranjera

Ofrecer mano de obra barata a las multinacionales para llamar inversión extranjera no es suficiente.

América latina se ha caracterizado por tratar incentivar la inversión extranjera vía flexibilización laboral, pero esa sola medida, o aún en comunión con otras típicas de nuestro medio como la disminución de la carga tributaria, no resulta suficiente para ofrecer un verdadero incentivo a la inversión extranjera.

La razón de esta afirmación es que la disminución de costos laborales es inferior al sobre costo que una empresa tiene que asumir por la falta de infraestructura adecuada.

En muchos países latinoamericanos la ausencia de vías de comunicación aceptables hace que los costos de transporte de materias primas y productos terminados sean una odisea en exceso costosa.

Igualmente existen serios problemas en conseguir personal calificado debido a los pésimos sistemas de formación obligando a muchas empresas a importar expertos,  lo que implica un costo adicional. En muchas zonas solo es posible conseguir operarios no calificados, que aunque son baratos pueden no compensar el alto costo que significa traer de otro país al personal altamente calificado.

Adicional a lo anterior hay que sumar la inseguridad, la corrupción e ineficiencia administrativa que hace muy difícil y tortuoso desarrollar ciertos procesos, y en muchos países la inseguridad jurídica, la falta de reglas claras y granes problemas burocráticos.

Como se puede ver, para que un país sea atractivo a la inversión extranjera, hace falta mucho más que un gran ejercito de trabajadores baratos  y hambrientos, pero eso ha sido mucho para nuestros dirigentes que lo máximo que han sido capaces de hacer es dictar leyes y decretos para bajar salarios y beneficios laborales.

Lo preocupante del asunto, es que esto no sólo aplica para la inversión extranjera sino para la propia, la nacional, que por falta de infraestructura, por falta de logística, le es muy costoso y en ocasiones imposible invertir.

La mano de obra barata simplemente ha sido el camino fácil, pero no el correcto ni mucho menos el mejor y más efectivo.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.