Me embargaron la cuenta bancaria y se me llevaron mis ahorros y la plata de la pensión, ¿qué hago?

Todos sabemos que las pensiones son inembargables, salvo en dos casos excepcionales: por obligaciones alimentarias y por deudas con cooperativas o fondos de empleados.  Pero  lo que muy pocos pensionados saben es que pesar de que sus mesadas gozan de ese privilegio, bien puede ocurrir que la acción de los acreedores alcance a afectarlas.

Es un hecho que para proteger el mínimo vital de los pensionados el legislador ha previsto que los recursos provenientes del pago de las mesadas, aunque hacen parte del patrimonio de los jubilados, no constituyen prenda común de los acreedores de éste,  pues gozan de la garantía de inembargabilidad.

Sin embargo, algunos pensionados creen, equivocadamente, que como dichas mesadas son inembargables, esa garantía cubre todos los depósitos existentes en sus cuentas y, confiados en ello, depositan allí todos sus recursos. Lamentable error, pues cuando llega la medida cautelar arrastra con todo: mesadas pensionales, ahorros, etc.

Ahora bien, aunque el problema que surge con la retención indebida de los dineros de las pensiones es susceptible de enmendarse, la solución es demorada y engorrosa.

Sucede que el acreedor, llámese DIAN o quien sea, al acometer el cobro coactivo o el ejecutivo judicial, lo primero que hace es averiguar si el deudor tiene depósitos en cuentas corrientes o de ahorros en bancos, corporaciones, etc., y de ser así dicta o solicita el embargo y retención de dichos depósitos en ellas. Y de nada sirve que el Banco aduzca que en esas cuentas se hallan depositados recursos provenientes de la pensión del deudor, pues por lo general la DIAN o el Juez, según el caso, insiste en que se haga efectiva la medida, con el argumento de que es al deudor al quien le corresponde alegar en el proceso  el carácter de inembargable de dichos depósitos y no al banco.  Y ahí fue Troya…

Veamos el siguiente caso que ilustra la situación:

Un ciudadano interpuso acción de tutela contra la DIAN y el ISS por considerar vulnerado sus derechos fundamentales a la vida y al mínimo vital, y expuso, en síntesis, los siguientes hechos:

Que debido a dificultades económicas, le adeuda a la DIAN los dineros correspondientes al cobro del impuesto del IVA, por lo que esa entidad inició en su contra un proceso de cobro coactivo dentro del cual se ordenó el embargo de su cuenta bancaria donde a su vez, el ISS le  consigna los dineros correspondientes a su pensión de vejez.

Manifiesta que su pensión de vejez es inembargable, y que este embargo atenta contra los derechos a la vida y al mínimo vital suyos y de su esposa que depende económicamente de él.

Solicita en consecuencia se ordene a la DIAN - abstenerse de ordenar el embargo de los dineros correspondientes a su pensión de vejez, y al ISS no atender cualquier orden de embargo diferente a las excepciones legales.

La DIAN solicitó al Juzgado desestimar las pretensiones de la demanda e indicó que el procedimiento para exigir coactivamente el pago de los impuestos adeudados al fisco, se encuentra consagrado en el Estatuto Tributario. Informó, que tal mecanismo consiste en que el funcionario de conocimiento verifica que el contribuyente deudor posea cuentas corrientes o de ahorros y posteriormente se procede a ordenar el embargo de las citadas cuentas, teniendo presente las cuantías que son inembargables.

Agregó que en cuanto a los supuestos de inembargabilidad, se precisa tener en cuenta que la carga de la prueba, conducente a demostrar la calidad de inembargables de determinados bienes recae en cabeza del deudor o ejecutado. Lo anterior quiere decir, que si en la cuenta bancaria embargada, se encuentran consignados dineros provenientes de pensiones mensuales, éstos no serán objeto de embargo, siempre y cuando esta situación se encuentre plenamente demostrada.

El ISS, informó que en efecto al demandante le fue otorgada una pensión de vejez y que la mesada pensional se encuentra retenida por una orden de la DIAN y no por esa entidad.

El Juzgado concedió el amparo solicitado por el accionante, para lo cual ordenó a la DIAN que en el término de 48 horas siguientes a la notificación de fallo, procediera a levantar el embargo sobre las mesadas pensionales del demandante consignadas su cuenta bancaria a fin de garantizar su subsistencia. Consideró que en efecto, las mesadas pensionales no son embargables, y que en el proceso se encuentra plenamente demostrado que en la cuenta embargada por la DIAN eran consignadas las mesadas del demandante.

El caso fue seleccionado para revisión por parte de la Corte Constitucional, quien expresó:

“(…) De la normatividad vigente se deduce que, salvo los casos excepcionales en cita, ni siquiera los jueces gozan de autorización para impartir órdenes en cuya virtud puedan retenerse dineros destinados al pago de pensiones. 

Mucho menos pueden hacerse tales retenciones por particulares de manera directa, aunque a favor de ellos existan créditos correspondientes a deudas de los pensionados. 

No obstante dicha consagración, en cuanto a los supuestos de inembargabilidad, se precisa tener en cuenta que la carga de la prueba, tendiente a demostrar la calidad de inembargables de determinados bienes recae en cabeza del deudor o ejecutado. 

Significa lo anterior, que si en la cuenta bancaria embargada, se hallan consignados dineros provenientes de pensiones mensuales, éstos no serán objeto de embargo, siempre y cuando el contribuyente demuestre mediante certificación expedida por el pagador respectivo, que las sumas consignadas en dicha cuenta obedecen a las mesadas pensionales. 

En este orden de ideas se impone concluir, que si el deudor, que es a quien corresponde demostrar la ocurrencia de alguno de los eventos que prevé la Ley para que los bienes sean inembargables, no acredita oportunamente tal calidad respecto a los dineros que posee en la cuenta bancaria objeto de embargo, la Administración Tributaria en uso de sus facultades de cobro, debe actuar y utilizar los procedimientos coactivos que le concede la Ley para hacer cumplir la principal obligación tributaria como es el pago de las deudas fiscales, aún en contra de los intereses del deudor. 

Si como lo afirma el tutelante de esta causa, en la cuenta embargada existían depósitos provenientes de las mesadas pensionales, debió aportar al proceso administrativo de cobro, la calidad de inembargables de tales bienes. Sin embargo, en los respectivos antecedentes administrativos, no existía la constancia que acreditara tal calidad respecto de los dineros depositados en su cuenta bancaria  Por lo tanto, al ignorarse por parte de la DIAN antes de la interposición de esta tutela, que existían rubros que se amparaban por la Constitución o la Ley con el beneficio de la inembargabilidad, la Dirección de Impuestos, mantenía el embargo sobre el monto total existente en la cuenta mencionada.

Pero,  “si hubiese sido demostrado por el accionante que en la susodicha cuenta existían depósitos provenientes de mesadas pensionales, se endilgaría a la entidad accionada, violación del derecho a la subsistencia y vida digna del accionante, y a lo sumo la DIAN hubiera procedido al desembargo del valor consignado por el Instituto de Seguros Sociales por tal concepto, y no propiamente sobre la totalidad de la cuenta bancaria, pues como quedó establecido, sería el monto de la pensión, el único bien amparado por la inembargabilidad.

Finalmente, la Corte confirmó el fallo revisado.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.