¿Me pueden embargar y quitar un carro que siendo mío no está a mi nombre? Parte I

Aunque se consideraba suficientemente superado el tema planteado, es inquietante como aun a pesar de estar implementado el RUNT, algunos Jueces siguen atendiendo solicitudes, curiosamente, ya no de embargo de la “posesión” ejercida sobre vehículos automotores, sino de secuestro directo de dicha “posesión”  en franco desconocimiento ya no de la jurisprudencia y doctrina unificadas, sino de la Ley, toda vez que al ejecutarse lo dispuesto en los Artículos 8º  y 9º  de la Ley 769 de 2002 asi como la parte pertinente de la Ley 1005 de 2006, el Registro Automotor, funciona ahora si, definitivamente, de manera regular, similarmente al del Registro Inmobiliario, y por ende, solamente podrá ser embargado, para posteriormente secuestrado, el derecho de propiedad ejercido sobre los automotores –valga la redundancia- cuyos propietarios figuren inscritos como tales en estos registros que particularmente lleva cada Secretaría de Transito correspondiente al lugar de matricula.

Aunque pareciera bastante clara la estructura gramatical del interrogante, “… me pueden embargar y quitar un carro que siendo mío, no está a mi nombre…”, esta concepción es la que llama aun a errores de interpretación y aplicación de conceptos elementales de derecho utilizados en la vida cotidiana confundiendo al público en general.

De esta forma, es preciso determinar el coloquio, a la referencia,  “ …un carro sea mío aunque no este a mi nombre…”, en el sentido que de buena fe lo entienden nuestros consultantes, pero que no corresponde con la realidad legal.

En la forma mas didáctica posible, ajena a cualquier rigor técnico legal, precisaremos que frente a las cosas, se manifiestan dos clases de realidades jurídicas, HECHOS y DERECHOS, donde aquellos, los HECHOS no son más que acciones que ejercemos sobre estas, valga el caso, conducir incluso inveteradamente un mismo vehículo, asumir su mantenimiento, pagar soat, tecno mecánica e incluso impuestos, multas, tasas, contribuciones, asumir los daños causados con el mismo, etc., aparentando para cualquier persona, se entienda nuestro comportamiento como  de  dueño y señor, pero, en virtud de no tener registrado dicho señorío sobre el vehiculo, -como lo veremos más adelante- solo nos dará la condición de TENEDOR, o a lo sumo de POSEEDOR, es decir, de quien ejerce actos de propietario, sin serlo legalmente.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

34 Opiniones
  1. Roberto dice:

    Buenas tardes:

    Agradezco a quien me ayude a resolver la siguiente inquietud:

    Debo 3 cuotas de un auto que adquirí con GMAC FINANCIERA DE COLOMBIA. El atraso de las deudas es el siguiente: una de 63 días, otra de 3O días y una por 5 días.
    La deuda está en una casa de cobranzas y quiero saber en qué momento inicia el proceso de embargo y cómo es el procedimiento.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.