¿Me pueden embargar y quitar un carro que siendo mío no está a mi nombre?

Por   10/11/2017

Aunque se consideraba suficientemente superado el tema planteado, es inquietante como aun a pesar de estar implementado el RUNT, algunos Jueces siguen atendiendo solicitudes, curiosamente, ya no de embargo de la “posesión” ejercida sobre vehículos automotores, sino de secuestro directo de dicha “posesión”  en franco desconocimiento ya no de la jurisprudencia y doctrina unificadas, sino de la Ley, toda vez que al ejecutarse lo dispuesto en los Artículos 8º  y 9º  de la Ley 769 de 2002 asi como la parte pertinente de la Ley 1005 de 2006, el Registro Automotor, funciona ahora si, definitivamente, de manera regular, similarmente al del Registro Inmobiliario, y por ende, solamente podrá ser embargado, para posteriormente secuestrado, el derecho de propiedad ejercido sobre los automotores –valga la redundancia- cuyos propietarios figuren inscritos como tales en estos registros que particularmente lleva cada Secretaría de Transito correspondiente al lugar de matricula.

Aunque pareciera bastante clara la estructura gramatical del interrogante, “… me pueden embargar y quitar un carro que siendo mío, no está a mi nombre…”, esta concepción es la que llama aun a errores de interpretación y aplicación de conceptos elementales de derecho utilizados en la vida cotidiana confundiendo al público en general.

De esta forma, es preciso determinar el coloquio, a la referencia,  “ …un carro sea mío aunque no este a mi nombre…”, en el sentido que de buena fe lo entienden nuestros consultantes, pero que no corresponde con la realidad legal.

En la forma mas didáctica posible, ajena a cualquier rigor técnico legal, precisaremos que frente a las cosas, se manifiestan dos clases de realidades jurídicas, HECHOS y DERECHOS, donde aquellos, los HECHOS no son más que acciones que ejercemos sobre estas, valga el caso, conducir incluso inveteradamente un mismo vehículo, asumir su mantenimiento, pagar soat, tecno mecánica e incluso impuestos, multas, tasas, contribuciones, asumir los daños causados con el mismo, etc., aparentando para cualquier persona, se entienda nuestro comportamiento como  de  dueño y señor, pero, en virtud de no tener registrado dicho señorío sobre el vehiculo, -como lo veremos más adelante- solo nos dará la condición de TENEDOR, o a lo sumo de POSEEDOR, es decir, de quien ejerce actos de propietario, sin serlo legalmente.

Veíamos  cómo el entendido general de nuestros conciudadanos frente al enunciado gramatical, “un carro sea mío aunque no esté a mi nombre” nace en el firme convencimiento en cuanto que, la  materialización cotidiana de  hechos de tenencia o posesión les da el carácter de propietario, sin serlo legalmente.

Ahora bien, los  DERECHOS ejercidos sobre las cosas, precisémoslo, los bienes, son  aquellas facultades, potestades, o atribuciones que nos permiten usar, gozar y disponer legalmente de estos en la forma como consideremos acorde a nuestros intereses, siendo el DERECHO DE PROPIEDAD, el derecho supremo por excelencia, que nos permite diferenciar y hacer valer nuestra facultad de disposición frente a quien pretenda un Derecho similar o diferente; a su vez el Derecho de Propiedad para ser exigido y exigible, está reglamentado públicamente bajo control tutelar del Estado, de tal manera que cualquier persona de forma fácil, confiable y segura pueda saber en cualquier momento quien es el propietario legalmente inscrito del bien y por ende, en que condiciones legales se encuentra, garantizando de este manera la transferencia de un propietario a otro, sea reconocida plenamente, en el momento en que dicho registro se perfeccione a nombre del nuevo adquiriente.

Siendo la estructuración del DERECHO DE PROPIEDAD, la base de cualquier comunidad organizada y su regulación férreamente controlada por el Estado, el mismo se concentra restrictivamente sobre bienes inmuebles [que no se pueden mover] y por limitada extensión, atendiendo la significancia que representa para la estabilidad económica del País, de manera especial, sobre algunos bienes muebles [que se pueden mover], concretados en los medios de transporte, de tal forma que contamos con el Registro de Propiedad Inmueble a través de las Oficinas de Instrumentos Públicos, y para estos muebles especiales, el Registro RUNT-entiéndase Secretaría de Transito correspondiente al lugar de matricula- para los vehículos terrestres, el Registro de Aerocivil para  Aeronaves, y el Registro de Dimar para  Motonaves.

En ese entendido, la medida cautelar que persigue el patrimonio del deudor representado en un vehículo de su propiedad, debe estar estructurada en el agotamiento de dos etapas, una formal, el EMBARGO, consistente en la inscripción en el registro público que ese determinado medio de transporte perteneciente al deudor demandado queda fuera del comercio, y una vez inscrita esta referencia, en el agotamiento de la siguiente etapa, de naturaleza material, el SECUESTRO, consistente en el distanciamiento de ese deudor demandado de sus facultades como propietario, hasta tanto el juez que conoce el proceso determine la suerte de dicho bien.

En este orden de ideas, decantando lo ya expuesto en las Partes I y II de esta disquisición, es dable concluir  que los HECHOS que como tenedor o poseedor se ejerciten sobre un vehículo, independientemente de su naturaleza, antigüedad, clase, cantidad o calidad, hechos que frente a cualquier persona, sin ninguna duda constituyen actos de señor y dueño, o actos de “propietario”, no alcanzan la naturaleza legal de constituir derecho de propiedad inscrita y por ende, dicho vehiculo en poder de persona diferente de su propietario registrado en el RUNT -entiéndase Secretaría de Transito correspondiente al lugar de matricula-, no puede, respecto de su POSEEDOR o TENEDOR, ser embargado, secuestrado, avaluado, y mucho menos rematado.

Si el demandante considera que el deudor demandado ejerce suficientes actos como señor y dueño durante los tiempos establecidos legalmente para que pudiese acceder a su titulación como propietario, deberá primero promover un proceso de pertenencia, para que una vez que la sentencia en dicho proceso declare al deudor como propietario del vehículo sea  inscrita en el RUNT-reiteramos, entiéndase Secretaría de Transito correspondiente al lugar de matricula-, entonces si, y solo sí, proceder al embargo y secuestro, como PROPIETARIO registrado o inscrito propiamente dicho.

No podríamos agotar el tema, sin traer a referencia una situación muy particular que se presenta cuando el tenedor o poseedor recibe alguna renta por la explotación del vehículo, esto es, transporta mercancías o personas, o presta algún servicio que le represente ingresos cuantificables en dinero.

En la eventualidad indicada, es susceptible de embargo UNICAMENTE, los beneficios económicos que perciba de la explotación civil o comercial del vehículo, esto es, los créditos o dineros propiamente dichos provenientes de tal actividad, en la forma determinada en el Numeral 4º del Artículo 681 del C. de P.C., pero de ninguna manera, el vehículo con el que se estuviese ejecutando dicha prestación.

A manera de corolario, si se decreta y practica el secuestro de un vehículo en estas circunstancias que hacer? 

No queda ninguna duda en cuanto que estas actuaciones del juez al ser abiertamente contrarias a la ley, constituyen un abuso de su facultad de administrar justicia y por ende al ser ilegales contrarias al ordenamiento jurídico, constituyen vías de hecho, susceptibles de ser, no solo denunciadas penalmente por prevaricato, disciplinariamente por faltar a sus deberes, sino revisadas mediante Acción de Tutela.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

34 Opiniones
  1. LORENA GONZALEZ dice:

    Buenas dias.

    Mi drama es bastante complicada y triste, Hace 3 años y 04 meses compre un vehículo de buena fe, al señor HELMUNTH ALBERTO SÁNCHEZ FORERO C.C 4.241.940 de santana Boyacá, se hizo entonces el contrato de compra-venta, le di una totalidad 13.000.000 millones de pesos y 500.000 mil pesos, para cuando me entregara los documentos del carro, que el traspaso de papeles me los entregaba en menos de 15 días. Me dijo que la señora que figuraba en la tarjeta de propiedad estaba en E.E.U.U, y que por ende debía enviar la documentación hasta el domicilio de ella para realizar el respectivo traspaso. Por lo cual esa persona aun figura como propietaria del vehículo.

    Saque un préstamo para cambiar mi estilo de vida, para dirigirme a mi trabajo y trasportar a mis hijos, no sabía los riesgos, me confié y creí que compraba algo bueno, pero en realidad ese señor Helmunth me había vendido un vehículo con prenda del banco davivienda el sabía que no podía vender ese vehículo y aun así me lo vendió, y yo sigo pagando el préstamo sin tener mi vehículo.

    Hace 3 años me quitaron el carro cuando salía de la ciudad de Bogotá, me comunique con el señor que me vendió el carro y a los 15 día me dirigí a la ciudad de Bogotá a una automotora de carros llamada WINCAR´S LTDA. ubicada en la calle 65a n° 75a-56 y mi carro se encontraba allí y el señor LUIS CASTRO, funcionario de la automotora me entrego el carro sin ningún documento me dijo que el carro no tenía ninguna deuda, y que los papeles estaban en trámite, y ellos me perdieron la tarjeta de propiedad y después el señor que vendió el carro me dio una copia.

    Para el día 15 de noviembre de 2015, Ya van hacer 02 años que me detuvieron el automóvil en un reten cuando me dirigía a Chiquinquira Boyacá y desde ese entonces no tengo mi vehículo.

    He ido a los patios por que como compradora le hice unos ajustes y compras al vehículo, lo último que vi fue que el señor de los patios le había quitado los rines y llantas de mi carro y se los había colocado al vehículo de él, le dije que por que había hecho eso sabiendo que era mi carro, y me dijo que por el tiempo que llevaba el carro en los patios prácticamente le pertenecía a el, fue bastante triste y doloroso.

    He tratado de comunicarme con el señor que me vendió el vehículo pero ha sido bastante difícil ya que se hace pasar por vendedor de helados.

    Interpuse una demanda por estafa y daños y perjuicios en el 2015 y a la fecha no ha salido nada, busque un abogado en la ciudad de Bogotá, el cual se interpuso denuncia penal y civil contra el señor HELMUNTH ALBERTO SÁNCHEZ FORERO y lo último que me dijo era que la demanda civil que había puesto se había caído.

    he tenido bastantes quebrantos de salud por esta situación, No sé que mas hacer para poder recuperar mi vehículo o mi dinero.

    Agradezco su atención.
    Cordialmente
    LORENA

  2. Paula dice:

    Buenas noches, mi consulta es la siguiente:
    que puedo hacer como dueño legitimo de unos bienes muebles e inmuebles que di en ocasión de un contrato de mandato y el mandatario se apodero de ellos alegando posesión e hizo que los embargaran, que puedo hacer?, con la simple acción reivindicatoria? contra quien la puedo ejercer?.

    agradecería su pronta respuesta.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.