Médicos son responsables del Iva si dictan conferencias o seminarios

Aunque los servicios médicos están excluidos del impuesto a las ventas, según lo contempla el artículo 476 del estatuto tributario, no lo son las conferencias, charlas y seminarios que dicten los médicos y demás profesionales de la salud.

Esto se debe a que lo que se grava  o excluye es la actividad como tal, no la persona como médico ni la profesión de medicina, sino que lo el artículo 476 excluye, son los servicios médicos, odontológicos, clínicos y de laboratorio, y es claro que este artículo no hace mención a las conferencias, las cuales aunque traten de temas de salud, no son una actividad que se pueda considerar como un servicio médico, puesto que allí no se diagnostica ni mucho menos se trata a un paciente.

Y es que la administración de impuestos ha sido muy restrictiva en la interpretación del numeral 1 del artículo 476 del estatuto tributario; por ejemplo, en el concepto unificado de Iva ha dicho lo siguiente:

(…) El artículo 476 del Estatuto Tributario señala en el numeral primero, como excluidos del IVA los servicios médicos, odontológicos, hospitalarios, clínicos y de laboratorio, para la salud humana.

Se entiende por servicio de salud el que en forma directa recae sobre la persona humana con la finalidad única de procurar su recuperación física o mental.

Se ubican dentro de la exclusión, todos aquellos servicios destinados a la atención de la salud humana, prestados por profesionales debidamente registrados y autorizados por la entidad a quien la ley ha confiado su control y vigilancia. De igual forma se hallan excluidos los servicios para la atención de la salud humana, aunque quien los preste no sea un profesional de la medicina, como los de optometría, terapia del lenguaje, fisioterapia.

La exclusión, no obedece en modo alguno al ejercicio de determinada profesión, sino a la aplicación práctica y específica de la misma en actividades que propendan por la salud humana.

Efectivamente, existe un sinnúmero de servicios profesionales, en las diferentes áreas de la ciencia, que, si bien de una u otra forma se relacionan con la salud humana, no tienen como finalidad exclusiva lograr la recuperación física y mental de la persona, encontrándose sujetos al impuesto sobre las ventas (…)

Así las cosas, considerando que una conferencia no significa ni se asimila a un tratamiento médico, por cuanto no tiene una repercusión directa sobre la salud de los asistentes, y por no configurarse técnicamente un servicio médico, que es lo que se encuentra excluido, es una actividad que se encuentra gravada con el impuesto a las ventas,  y en consecuencia el médico que la dicte se convertirá en responsable del impuesto a las ventas, bien sea del régimen común o del régimen simplificado, según sea el monto de los ingresos gravados que genere por sus conferencias y demás actividades gravadas que desarrolle.

Prepare su declaración de renta online en 30 minutos sin errores. Hágalo en ImpuestoCorrecto.com

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.