Modificar impuestos directos o indirectos para enfrentar la crisis

Por   22/09/2017

Cuando hay crisis económica, una de las herramientas de que dispone el gobierno para hacerle frente, es la política fiscal, pero luego hay que definir si se recurre a los impuestos directos o indirectos para tratar de corregir el curso de la economía.

Por simplicidad tomaremos como único ejemplo de impuesto directo, el impuesto a la renta, y como único ejemplo de impuesto indirecto, el Iva.

La economía puede ser afectada por el incremento o disminución de cada uno de esos impuestos, y todo depende básicamente del resultado que se quiere lograr, y lo más importante, depende de quién debe asumir la carga del asunto.

Los impuestos directos afectan principalmente a los sectores productivos como empresas, altos ejecutivos y en general las personas poseedoras de alguna riqueza.

Los impuestos indirectos afectan principalmente a la gente del común, a quien poco o nada tiene.

De aquí que algunos opinan que si se quiere incentivar la economía, es necesario aliviar la carga impositiva de quienes producen, es decir, de empresas y poseedores de grandes capitales, en quienes recaen los impuestos directos.

Se supone que si se alivia la carga tributaria de los empresarios, estos invertirán más, lo que se supone dinamizará la economía, lo cual suele resultar cierto en algunos casos.

El problema es que si se alivia la carga tributaria de los empresarios, el estado verá disminuido su ingreso tributario, algo que no se puede permitir, así que alguien más deberá compensar esa disminución, alguien más deberá pagar lo que los empresarios dejen de pagar;  y adivine quien será ese…

Si se disminuye la carga tributaria de los impuestos directos, la compensación necesariamente tendrá que buscarse por el lado de los impuestos indirectos, luego, será toda la población quien verá incrementada la tarifa de Iva, por ejemplo, algo que ha pasado más de una vez en Colombia y en casi todo el mundo.

El inconveniente que presenta  esta solución, es que al incrementar los impuestos indirectos, el consumo interno se reciente por cuanto los bienes y servicios se hacen más costosos por cuenta de una elevada tarifa de Iva,  y bajo el entendido de que el crecimiento económico está más en función del consumo que de la oferta de bienes y servicios, cualquier avance que se logre con el alivio tributario de los empresarios, será anulado por la disminución del consumo por cuenta del incremento de los impuestos indirectos, luego, lo más probable es que este tipo de medidas no lleve a ningún lado.

Aliviar la carga tributaria por cuenta de los impuestos directos, serviría de algo siempre y cuando esa carga no se le traslade a los impuestos indirectos, lo que supone a la vez una mejor gestión de las finanzas públicas para compensar la bajada de ingresos tributarios.

La otra alternativa para tratar de impulsar la economía vía impuestos, es la disminución de los impuestos indirectos, por ejemplo el Iva. Si se disminuye el Iva, es muy probable que con ello se incremente el consumo, lo que sin duda hará que la economía se dinamice, pero igual que  la solución anteriormente planteada, el desbalance de ingresos tributarios generado por ello no se debe compensar con el incremento de la carga tributaria directa, puesto que se podría revertir cualquier avance logrado con la disminución de la tarifa de Iva.

En cualquier caso, el alivio tributario conseguido en los impuestos directos, no se puede cargar a los indirectos, o viceversa, puesto que el avance final se acercaría a cero, y ahí está el meollo del asunto porque ello llevaría a la disminución de los ingresos tributarios del estado, y este no siempre está dispuesto a eso.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.