Murió un día después de que el juez de tutela ordenara el reconocimiento de la pensión de invalidez

Por

¿Qué debe hacer la compañera permanente para obtener la pensión de sobrevivientes?

Una señora nos ha formulado la siguiente consulta:

«Respetuosamente les solicito el favor de colaborarme con las siguientes preguntas:

Primera. Un amigo falleció  mientras se encontraba en incapacidad por enfermedad terminal. Durante ese tiempo no le pagaron el sueldo. ¿A quién se le reclama?

Segunda. Para que le reconocieran la pensión de invalidez se presentó una demanda de tutela y un día antes de su fallecimiento el juez constitucional le ordenó a Colpensiones reconocerle la pensión.

Tercera. ¿Qué se debe hacer para la sustitución de la pensión a la compañera permanente?

Les agradezco su pronta ayuda ya que la señora está urgida, le quedaron dos hijos y había dejado de trabajar para atender a su compañero en la enfermedad.»

Para responder las preguntas en forma precisa se hacía indispensable que la consultante nos hubiera informado sobre los siguientes aspectos:

  1. Cuántos días llevaba el trabajador en incapacidad;
  2. Si las incapacidades se las había expedido una EPS o un médico particular;
  3. Cómo había sido calificada su enfermedad, si de origen común o de origen laboral;
  4. Si al momento de su muerte el trabajador estaba a cargo del empleador, de una EPS, una ARL  o de un fondo de pensiones;
  5. Cuántos años llevaba la pareja haciendo vida marital en común;
  6. Cuál es la edad de la compañera permanente.

Ante ese déficit de información la respuesta descansará en simples suposiciones que pueden coincidir o no con la realidad.  De todas maneras vamos a responderle asumiendo que el trabajador estaba afiliado a salud, pensión y riesgos laborales; que su enfermedad era de origen común; que contaba con las cotizaciones suficientes para acceder a los beneficios correspondientes, que las incapacidades las había expedido la EPS; que al momento de su fallecimiento estaba a cargo de la EPS, o sea, que el caso no había pasado a manos del fondo de pensiones; que la pareja llevaba más de 5 años de convivencia y que la compañera sobreviviente tiene más de 30 años de edad. Vamos a asumir también que el señor no tenía vigente vínculo matrimonial con otra persona.

Sobre el tema de las incapacidades valen las siguientes precisiones:

El pago de las incapacidades médicas laborales por enfermedad de origen común  está a cargo de la EPS durante los primeros 180 días. A partir del día 181 y hasta el día 540, los pagos deben ser realizados por la Administradora de Pensiones. Luego, a partir del día 541, corresponde a la EPS asumir tales costos, sobre los cuales podrá solicitar el respectivo reembolso ante la ADRES. (Así lo dejó en claro la Corte Constitucional en Sentencia T – 008 del 26 de enero de 2018).

Ahora bien, de acuerdo con la ley, durante el tiempo de las incapacidades médicas el trabajador no recibe salario, toda vez que éste remunera el trabajo y es claro que en dichos períodos el trabajador no labora, pero en reemplazo del salario el trabajador recibe una prestación en dinero que corre cargo de la EPS (o de la ARL si la incapacidad es de origen laboral),  en la forma que se describió en el párrafo anterior. En resumen, el trabajador incapacitado no tiene derecho a sueldo pero sí a un auxilio económico, cuyo monto puede ser igual o inferior al salario que devenga, pero en ningún caso su valor puede ser inferior al del  salario mínimo.

Como suponemos que las incapacidades sí le fueron canceladas, no hay nada qué reclamar al respecto.

 Sobre la pensión de sobrevivientes

Dado que la pensión de invalidez no alcanzó a concretarse, pues la orden del juez de tutela quedó sin cumplirse, no podemos hablar de sustitución de pensión sino de pensión de sobrevivientes (algunos confunden las dos figuras).

¿Qué diferencia hay entre sustitución pensional y pensión de sobrevivientes?

Así las cosas, la compañera sobreviviente deberá adelantar todos los trámites  que establece la ley para el reconocimiento de dicha prestación, vale decir, presentar al fondo de pensiones (Colpensiones o fondo privado según sea el caso), la respectiva solicitud  de pensión acompañada de los registros civiles de nacimiento de los hijos, el registro civil de nacimiento de la compañera y el registro civil de defunción del causante; dos declaraciones de testigos, rendidas ante Notario, que den cuenta de que conocían al fallecido, que saben y les consta que éste hacía vida marital con la reclamante, que dicha convivencia se dio a la vista de los familiares, amigos y vecinos quienes los reconocían como marido y mujer, que esa convivencia se extendió por más de 5 años, que en esa unión fueron procreados dos hijos actualmente menores de edad.

La señora deberá expresar en su solicitud que la pensión la reclama para ella y para los dos hijos. El fondo estudiará la solicitud y si es el caso le reconocerá la pensión así: 50% para ella y 50% para los hijos. Como suponemos que la reclamante tiene más de 30 años de edad (para probar eso es que debe anexar su registro civil de nacimiento) la pensión se la reconocerán en forma vitalicia.

Modelo de declaración extrajudicial judicial

A continuación ofrecemos un modelo de declaración extrajudicial para este tipo de reclamación:

COMPARECIÓ

(Nombre del declarante), quien se identificó con la cédula de ciudadanía No. (…)  expedida en (…)  y manifestó que bajo la gravedad del juramento declara: me llamo como quedó dicho anteriormente, soy mayor de edad, con (…) años; de estado civil (…); de ocupación (…), domiciliado, en la calle (…) de (…), y soy hábil para declarar.

HECHOS A DECLARAR: Bajo juramento declaro que mis generales de ley son como quedaron escritas.

Bajo la gravedad del juramento y plenamente consciente de la responsabilidad que ello implica, declaro lo siguiente:

Primero.- Que desde hace más de (…) años conozco de vista, trato y comunicación a la señora (nombre de la reclamante).

Segundo.- Que conocí igualmente al señor (nombre del causante),  quien en vida se identificaba con la cédula de ciudadanía No. (…)  y falleció en (ciudad) el (fecha completa)

Tercero.-  Que por el conocimiento que tengo de la señora (…)   y del señor (…)  sé y me consta que fueron compañeros permanentes (o cónyuges)  entre sí, y que de su unión marital (o matrimonial) nacieron (número de hijos)   de nombres (…), actualmente menores de edad.

Cuarto.-  También sé y me consta que desde que se inició su convivencia (o desde la fecha de su matrimonio) y hasta el momento del fallecimiento del señor (…), éste y su compañera (o esposa)  (escribir el nombre) convivieron bajo el mismo techo, ayudándose mutuamente y compartiendo sus vidas, que siempre se comportaron en público y privado como marido y mujer, y que su unión nunca tuvo interrupciones.

Quinto.- Sé y me consta, igualmente, que durante la larga y penosa enfermedad que sufrió el señor (…), a causa de la cual finalmente falleció, fue su compañera (o esposa)  (nombre)  quien le brindó su compañía, ayuda y atención.

Sexto.- Así mismo sé y me consta que la señora (…)  dependía económicamente en un todo de su compañero permanente (o esposo)  (nombre), y que a raíz del fallecimiento de éste su  compañera (o esposa) quedó sola, sin rentas de ninguna clase y por ello atraviesa una situación económica precaria.

Sexto. - Que todo lo anteriormente dicho me consta porque durante más de (…) años fui amigo y vecino del señor (…)  y de su compañera (o esposa) (nombre).

A sabiendas de lo dispuesto sobre el particular por los Decretos 2150 y 1122 de 1999, la ley 573/2000, el Decreto 266/2000 y demás normas sobre supresión de trámites, se hace la presente declaración a solicitud del declarante.

Declaración Rendida en (ciudad), a los ___ días de ____  de  ____,,  de conformidad con lo dispuesto por los Decretos 1557 y 2282 de 1999, con destino a Colpensiones (o al fondo privado correspondiente).

Nombre y firma del declarante.

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.