NIC 11 Contratos de construcción. Reconocimiento contable de los costos del contrato

Las peculiaridades que presentan los contratos de construcción en lo relativo a su tratamiento contable, se deben al hecho de que, habitualmente, el inicio y el fin de la actividad requerida en el contrato se ejecuta en ejercicios económicos diferentes. Se trata, por tanto, de contratos de larga duración. Como ejemplo, podrían citarse, entre otras, las actividades que realizan las empresas constructoras y las empresas de obras públicas. Todas ellas necesitan, en general, que el período de ejecución abarque un período superior a doce meses. Esto supone que, en términos generales, la imputación de los ingresos y de los gastos vinculados con el contrato de construcción, debe realizarse entre los ejercicios económicos en los que se ejecuta. Por ello, tenemos que distinguir dos elementos de suma importancia: el reconocimiento de los gastos y el de los ingresos vinculados al contrato.

Tanto el reconocimiento de los gastos vinculados al contrato de construcción, como los ingresos vinculados con el contrato de construcción deben responder a las siguientes preguntas: ¿Cuándo? ¿Por cuánto? ¿Cómo?

Los costos del contrato:

Los costos del contrato comprenden todos los costos atribuibles al mismo desde la fecha en que éste se convierte en firme, hasta el final de la ejecución de la obra contratada. Sin embargo, los costos de negociación de un contrato devengados con anterioridad a la fecha en que éste se convierte en firme –si es probable que el contrato llegue a obtenerse- pueden ser incluidos como parte de los costos del contrato siempre que se puedan identificar y medir con fiabilidad. Si dichos costos previos a la firma del contrato se reconocieran como gasto del período en que han sido incurridos, no podrán ser acumulados en el costo del contrato cuando este finalmente se obtenga en un período posterior.

Los costos a incluir en la valoración de los contratos de construcción son los siguientes:

  • Costos directamente vinculados con el contrato específico.
  • Costos relacionados con la actividad general de contratación.
  • Otros costos de acuerdo con las cláusulas establecidas en el contrato.

Los costos del contrato deben incluir:

a) Los costos directamente relacionados con el contrato específico. Hemos de señalar que estos costos pueden reducirse por ingresos eventuales (como por ejemplo, venta de materiales sobrantes, subproductos y materiales de recuperación o liquidación de activos fijos una vez terminado el contrato) no incluidos en los ingresos reconocidos del contrato. Como ejemplos de costos directamente relacionados pueden citarse los siguientes:

  • Costos de mano de obra y supervisión en el lugar de la construcción.
  • Costos de materiales usados en la construcción.
  • Depreciación de los activos fijos utilizados en la ejecución del contrato.
  • Costos de transporte de los activos fijos hasta el lugar de las obras.
  • Costos de alquiler de los activos o bienes arrendados para ejecutar el contrato.
  • Costos de diseño y asistencia técnica directamente vinculados al contrato.
  • Costos estimados de los trabajos de rectificación y garantías.
  • Reclamaciones de terceros.

b) Costos relacionados con la actividad general de contratación que pueden ser imputados al contrato específico. Hemos de destacar que para la distribución de estos costos se deben usar métodos sistemáticos y racionales, aplicados de manera uniforme a los costos de similares características y basándose en el nivel normal de actividad de construcción. Dentro de este tipo de costos se citan los siguientes ejemplos:

  • Seguros.
  • Costos de diseño y asistencia técnica no relacionados directamente con ningún contrato específico.
  • Costos indirectos de construcción como los de preparación y procesamiento de la nómina del personal de construcción.
  • Los intereses, en caso de que el contratista adopte el tratamiento alternativo permitido en la NIC 23, Costos por intereses, de activación como mayor costo del activo adquirido.

c) Otros costos que se puedan cargar al cliente de acuerdo con las cláusulas del contrato. En este sentido se excluyen de modo explícito los siguientes, a no ser que se haya pactado algún tipo de reembolso concretado en el texto del contrato:

  • Gastos generales de administración.
  • Costos de la venta.
  • Gastos de investigación y desarrollo.
  • Parte de la cuota de depreciación que corresponde a una infrautilización del activo fijo.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.