NIC 17. Arrendamientos. Arrendamiento financiero: Contabilidad del Arrendador

El reto que despierta la contabilización de arrendamientos se estima a partir de la necesidad de contabilizar estos hechos económicos en línea con las reglas seguidas por la norma de aplicación. Estamos en condiciones de establecer si un arrendamiento califica como operativo o financiero. Esta distinción resulta clave hacia la consecución de nuestro análisis esencialmente por dos motivos: uno, el registro contable; otro, la exposición de la información.

Para el arrendador, del análisis de la norma se advierten dos situaciones posibles de registro en función del tipo de operación que subyace: una, de financiación; otra, de venta con financiación.

Los arrendadores reconocerán en su balance los activos que mantengan en arrendamientos financieros y los presentarán como una partida a cobrar, por un importe al de la inversión neta en el arrendamiento.

El contenido de la norma establece que el arrendador, en el momento inicial, reconocerá un crédito por el valor actual de los pagos mínimos a recibir por el arrendamiento más el valor residual del activo aunque no esté garantizado, descontados al tipo de interés implícito del contrato.

El arrendador reconocerá el resultado derivado de la operación de arrendamiento según lo dispuesto el apartado referente a baja de activos en la NIC 16 referente a propiedad, planta y equipo, salvo cuando sea el fabricante o distribuidor del bien arrendado, en cuyo caso se considerarán operaciones de trafico comercial y se aplicarán los criterios contenidos en la norma relativo a los ingresos por ventas y prestación de servicios según la NIC 18 (NIIF 15).

La norma contable considera registrar estos rubros como una cuenta por cobrar desde el comienzo del arrendamiento. Un ejemplo de ello, es el caso de una entidad bancaria (arrendador) que a través de un contrato de leasing financia a un cliente (arrendatario) para que éste incorpore una maquinaria. Como el banco no posee dicha maquinaria, simultáneamente con la constitución del contrato de leasing adquiere a un tercero (vendedor) el bien de uso a través de una compraventa tradicional.

La diferencia entre el crédito contabilizado en el activo del balance y la cantidad a cobrar, correspondiente a intereses no devengados, se imputará a la cuenta de resultados del ejercicio en que dichos intereses se devenguen, de acuerdo con el método del interés efectivo.

El reconocimiento de los ingresos financieros, se basará en una pauta que refleje en cada uno de los ejercicios, un tipo de rendimiento constante, sobre la inversión financiera neta que el arrendador ha realizado en el arrendamiento financiero.

Los arrendadores que sean también fabricantes o distribuidores reconocerán los resultados derivados de la venta en el ejercicio, de acuerdo con las políticas contables utilizadas por la entidad para el resto de las operaciones de venta directa. Si se han aplicado tipos de interés artificialmente bajos, el resultado por la venta se reducirá al que se hubiera obtenido de haber aplicado tipos de interés de mercado. Los costos incurridos por el fabricante o el distribuidor que sea también arrendador, y estén relacionados con loa negociación o la contratación del arrendamiento, se reconocerán como un gasto cuando se reconozca el resultado en la venta.

Las correcciones de valor por deterioro y la baja de los créditos registrados como consecuencia del arrendamiento se tratarán aplicando los criterios de los apartados correspondientes a la NIIF 9 relativa a los instrumentos financieros.

En definitiva, lo que nos indica la norma en relación con la contabilidad del arrendador, se resume en lo siguiente:

  • Momento inicial. Reconocimiento de un crédito por el valor actual de los pagos mínimos apercibir (Inversión bruta en el arrendamiento)
  • El resultado se reconocerá de acuerdo a lo indicado en la NIC 16 de propiedad planta y equipo o la NIC 18 si el arrendador es el fabricante o distribuidor del bien arrendado.
  • Atender al devengo de los mismos calculados por el método del tipo de interés efectivo.

En la mayoría de las ocasiones el arrendador en un contrato de arrendamiento financiero será una entidad financiera que deberá aplicar la normativa específica que establezca, la Superintendencia Financiera que regula la contabilidad de estas entidades.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.